« »
HOY:  miercoles 17 de julio del 2024
Politica blanco PNG

Ante una realidad compleja, la política respondió con fragmentación e internismo

Las crónicas periodísticas reflejaban una jornada frenética hasta último minuto en el cierre de listas para las próximas elecciones en Santa Fe.  Desencuentros, atomización y un cierre “como se pudo”.

En un marco social y económico cada vez más complejo, con la narcocriminalidad en el centro de la escena y una sociedad cada vez más distanciada de la clase dirigente, la política santafesina respondió con fragmentación e internismo.  Parece difícil pensar que de ese archipiélago político puedan salir las soluciones que los santafesinos en general o los rosarinos en particular necesitan para alivianar la angustia que se vive día a día.

Ante problemáticas complejas como por ejemplo en materia de SEGURIDAD, uno indicaría como requisito necesario (aunque no suficiente) la necesidad de LIDERAZGOS fuertes que posibiliten viabilizar políticas públicas para su solución. 

Lejos de eso, el presente escenario electoral nos muestra que subyace un problema eminentemente político, la falta de liderazgo en los distintos espacios capaces de contener las diferentes expresiones partidarias. 

No sería posible en estas breves líneas repasar todas, pero en general prevaleció la falta de acuerdos. 

El peronismo no pudo sintetizar la categoría gobernador detrás de Lewandowski y presenta cuatro precandidatos (Evita, La Campora, La Corriente). Además, la Vicegobernadora enfrenta al gobernador en la categoría diputados. 

En el PS (que ya había sufrido dispersión previamente) se enrocó la precandidata a gobernadora, asegurando la banca de Diputada Nacional que detenta Fein, en caso de perder (como se prevé) y se enfrenta el Lifschitzmo versus Bonfatti. Rarezas.

 

El radicalismo ya tenía su doble expresión con Losada y Pullaro en una interna que viene picante. El Pro se escindió en Rosario. Javkin terminó descontento con la lista armada para Diputados y un decálogo interminable de etc, enojos y desacuerdos.

Todos también recurrieron a figuras mediáticas (el periodismo hoy es el principal proveedor de candidatos para los partidos políticos) como estrategia para la recolección de votos ante esta falta de políticos fuertes. 

¿Es probable que el escenario nacional no ayude? Si. Los liderazgos no están ordenados tampoco. Pero no es una respuesta completa. Deberíamos buscarlo en las formas de construcción política propias santafesinas.

Ahora será el momento de recorrer la provincia y ver como se encauzan las internas. En la medida que sean caóticas, como este cierre de listas, será difícil pensar que de ahí surjan liderazgos sólidos capaces de enfrentar la difícil tarea de Gobernar Santa Fe. 

 

Por Lic. Hernán Rodríguez Berardi

Politólogo