« »
HOY:  viernes 01 de marzo del 2024
Politica blanco PNG

Calcularon el impacto economico negativo que provoca la prolongada sequia

La cifra tiene en cuenta la esperada recomposición de precios internacionales. El informe agrega cómo este escenario impactará en la recaudación fiscal por derechos de exportación, y la estimación de caída en el PBI de 2023 respecto de las proyecciones.

La prolongada sequía producirá una merma en los cultivos de soja, trigo y maís para la campaña 2023 con un perjuicio para la cadena productiva que la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó en 10.425 millones de dólares, con posibilidad de que se incremente. Esta cifra contempla la esperada recomposición de precios internacionales de esos granos. La entidad calculó que la merma en la producción rondará las 28,5 millones de toneladas, lo que equivale a un 23% menos que la esperada. El mismo análisis prevé, en ese cuadro de situación, una disminución de ingreso de dólares al país por 7.978 millones de dólares en 2023.

“Cuando hablamos de la pérdida de ingresos netos del sector productor, nos referimos a la diferencia entre el margen neto que el productor estimaba al momento de la siembra, con un rinde promedio en condiciones climáticas normales, y el que se prevé a la fecha, como consecuencia de la sequía”, explica el informe de la BCR. Y aclara que si no se revierte el estrés hídrico en las próximas semanas, el horizonte será aún peor.

El relevamiento, además, hace una proyección más amplia considerando los efectos sobre otros sectores, y así prevé que la “caída pone en jaque el equivalente a 2,2 puntos porcentuales del PBI que el Fondo Monetario Internacional estima” para la Argentina en 2023”.

Una de las consecuencias del escenario negativo es la recaudación fiscal. Para la Bolsa, “sólo en concepto de derechos de exportación, el Estado dejará de percibir 1.050 millones de dólares en concepto de ventas externas de los complejos trigo, soja y maíz, a los que se le suma la pérdida de recaudación de otros 2.500 millones en concepto de menores impuestos a las ganancias y demás tasas y contribuciones”.

Cuánto deja de ganar el productor propietario y el rentista

La BCR calcula que el productor propietario de la tierra perdió en términos netos, siempre respecto de lo que esperaba, 282 dólares por cada hectárea que sembró con soja de primera, y 110 por cada hectárea que sembró con soja de segunda. Para maíz, la merma es de 323 dólares por hectárea de cultivo temprano y 33 de tardío. Para trigo, de 489 dólares por hectárea cosechada.

En el caso del productor rentista, la caída de ingresos es peor. El análisis la cifra en 452 por hectárea de soja temprana y 191 por soja que sigue a trigo u otro cultivo de invierno. En maíz, la caída del margen neto asciende a 457 dólares por hectárea destinada al grano temprano y 156 si es tardío. Y en trigo, 566 dólares por hectárea alquilada.

Las pérdidas de ingresos se transforman en balance negativo (menos ganancia que costos), siempre según el informe del BCR, para trigo o variedades de primera o temprana de soja y maíz.