« »
HOY:  viernes 23 de febrero del 2024
Politica blanco PNG

Florencia Carignano: “Quiero que mi provincia vuelva a ser la provincia invencible”

En 2019 llegó al Ministerio del Interior, de la mano de Eduardo De Pedro, a la Dirección de Migraciones, un lugar que, como describe “era poco conocido, poco amigable para la gente”, y desde que tomó esa tarea “idea siempre fue abrirlo a la sociedad”, comenta a politicadesantafe.com María Florencia Carignano. Sin dudas que, cuando aceptó la responsabilidad que le encomendaron, no se imaginaba lo que vendría después y lo vital que seria su tarea. “Nos agarró al llegar una pandemia inédita, con la primera vez que Argentina cerró sus fronteras, un hecho inédito también”, señala.

Es nacida en Santa Fe Capital, Licenciada en Relaciones Internacionales, magister y especialista en la misma temática, y la primera mujer en 74 años en dirigir Migraciones Nacionales. Cuando en marzo del 2020, ante la inminente llegada del COVID-19 y el anuncio de aislamiento social obligatorio era un hecho, el cierre de la frontera era algo para lo que “no había manual” y que “hay gente que trabaja hace 30 años en migración y dijimos «¿cómo se cierra una frontera? No tengo idea, Argentina nunca cerró una frontera», era empezar a hacer cosas nuevas” dice Carignano.

“Autocríticas tenemos miles, la verdad es que siempre lo que nosotros tratamos de hacer fue pensando en que necesitábamos vacunar a los argentinos” subraya y agrega que “Migraciones fue, tanto como el Ministerio de Salud, un lugar fundamental para esto porque tenemos 237 pasos fronterizos, y teníamos la responsabilidad de abrir y cerrar, y a todo esto, mantener la producción de las empresas, que los técnicos sigan ingresando para poder reparar centrales térmicas, para que el comercio internacional, que nunca se frenó en ninguna frontera, pueda seguir fluyendo”. En la actualidad, y ya desde hace más de un año, los 237 pasos fronterizos que tiene Argentina están a niveles normales pre pandemia.

Al encabezar un área tan importante, pero a la vez tan difícil, en un contexto tan atípico, lleno de incertidumbres, y que hasta el mínimo detalle era importante para provocar los menores daños, Florencia Carignano fue protagonista de muchas críticas, chicanas y tendencias armadas en redes sociales. Algunas sobre su actividad, y otras sobre su persona.

“Ser la comunicadora de muchas medidas Antipáticas nadie quería hacerlo, y nosotros decidimos que la gente tenía que estar enterada, claramente a muchos no les gustaba lo que uno tenía para comunicar” señala, y sumó: “Qué sé yo si por mi condición de mujer me criticaron más o menos, claramente hubo algunas críticas muy detalladas de algunos diputados opositores que, si era por mi condición de mujer. Porque era rubia, porque no se que, porque no se cuanto. Fernando Iglesias, uno de ellos”. “Cuando uno ejerce la función pública tiene que estar abierto a las críticas, la gente tiene derecho a criticarte, y muchos me felicitaban y muchos me criticaban. Eso es parte del juego”.

– Tengo una pregunta que escapa a lo político, pero es interesante. La espera y el recibimiento de los jugadores de la selección argentina luego del mundial de Qatar, que no los saludaron ni se sacaron fotos, fue una herramienta de chicanas y tendencias armadas en las redes sociales. ¿Cómo se dio eso, como ocurrió? Y, ¿Cómo lo tomaron?

Florencia Carignano: Mira, a nosotros nos convoca Aeropuertos Argentina 2000, que es el grupo que tiene la concesión del aeropuerto, ellos llamaron a la mosca -de hecho los jugadores ni saludaron a la Mosca porque no se dieron cuenta que estaban ahí cantando en vivo- montaron todo el escenario, le hicieron un bautismo al avión, alfombra roja, todos fue organizado por Aeropuerto Argentina 2000, y nos pidieron que los organismos que estábamos ahí, de hecho, estaba el director de Aduanas, el director de la PSA, directora de inmigraciones, el Ministerio del Interior, estaba el embajador de Arabia Saudita, nos pidieron que por favor nos pongamos a un costado, que el protocolo era no acercarse, no tocarlos, que ellos iban a bajar por la alfombra roja, se iban a subir al colectivo y se las iba a llevar (Al predio de Ezeiza de la Selección Argentina). Así fue todo, el problema que hubo es que Chiqui Tapia se acerca a saludarlo a Wado porque lo conoce, tienen relación, entonces, si el Chiqui Tapia se desvía y lo saluda, como el resto no lo iba a hacer, la verdad es que yo no creo que Messi sepa quiénes somos y no tiene por qué saberlo, nadie pretendía tanto, ni jamás se imaginó que saluden uno a uno porque no era esa la la indicación, ellos tienen que pasar por la alfombra roja y subirse al colegio, estaba todo planificado. Después, qué quiere decir la gente de eso o que no quiere decir ya es un tema que nos excede, nosotros estamos felices. Si no íbamos, iban a decir «como ninguna autoridad estuvo presente para recibir a los jugadores», entonces, hagas lo que hagas, vayas o no vayas, Chiqui tapia los saludo, si no lo saludaba «ah, los ninguno chiqui tapia», es muy difícil esta sociedad –se ríe-. Yo estaba ahí desde temprano, porque a mí lo que más me preocupaba era que el vuelo con los familiares, un vuelo era muy nutrido con los familiares de todos los jugadores de la selección se juntaba con muchos vuelos internacionales, que hoy el aeropuerto está funcionando a tope, el horario en que llegaba es un horario clave, donde llegan todos los vuelos de Europa, eso yo estaba preocupada porque era un vuelo muy nutrido y nosotros estamos esperando determinada cantidad de vuelos, ante la llegada de un vuelo enorme, tenía que fluir y no queríamos que se demore nada. Estuvimos organizando, pusimos a todos los chicos con la camiseta de la selección, para que los familiares se sientan reconocidos, para que la gente que llegaba Argentina vea que habíamos ganado el Mundial, organizamos algo lindo para los familiares. Yo estaba ahí desde las 3 de la tarde, como cada vez que sucede algo, digo, por ejemplo, cuando abrimos temporada, me voy a Iguazú. Cada vez que sucede algo voy a controlar en el lugar, porque no hay nada mejor que uno controlando y estando ahí dando las indicaciones, y después, me dijeron «Che, vamos a hacer esto» y yo estaba hasta con la remera Argentina porque estaban todos los de Migraciones con la remera Argentina, no lo tenía planificado, y nos pusimos ahí y nos saludamos, estábamos super contentos, cuando nos vamos de ahí empezamos a ver la titular en los diarios y nos dimos cuenta «Uy, mira», y la verdad que nunca fue la intención nunca estuvo planificado. Pero, bueno hablan.

– Hay un tema en los últimos tiempos que compete de lleno a tu área. El éxodo de jóvenes, principalmente, ¿Es una realidad grave, es un mito, o los números son los mismos que en otras épocas?

F.C.: Yo creo que, tanto el éxodo de jóvenes, como que somos una sociedad de fracasados, como un montón de estos conceptos que está tirando la oposición, para hacernos sentir desvalorizados, desmotivados, y que la selección argentina rompió un poco con todo eso, con ese ánimo que veníamos de derrota absoluta,de que no servimos para nada, que argentina no iba para ningún lado, son construcciones marketineras que seguramente algún Duran Barba le debe indicar a algún dirigente de decirlo, porque mientras más derrotado este un pueblo, mientras más desanimado, y mientras más descree de su clase política, ganan los mismos de siempre. Porque lleva a que la gente no vaya a votar, que no se interese, y después, pasa lo que pasa, que el mejor equipo de los últimos 50 años pide un préstamo de 45 mil millones de dólares donde, a día de hoy, no vimos ni una escuela construida, y se la llevaron las comisiones los Toto Caputo, y otros. Entonces eso les sirve a esos sectores.
Lo del éxodo masivo es mentira. Yo lo mostré, fui a debatir con (Pablo) Avelluto, que fue ministro entonces del expresidente Macri, en TN y le mostré número, le mostré números que ni siquiera eran míos, sino los de la ONU, porque sino le gustaban los números de Migraciones le mostré el número de la ONU, y le mostré la mentira que estaban queriendo instalar, que no condice con la realidad, de hecho, se fueron muchos más jóvenes en los cuatro años de Macri que en los nuestros, pero, aparte, por una realidad básica, que es que estaban las fronteras cerradas, entonces no puede haber un éxodo masivo cuando tuvimos dos años las fronteras cerradas. No es que no se podía, no había vuelo, no te aceptaban en España, no te aceptaban en Estados Unidos, entonces, si van a inventar, inventen algo más inteligente. Hoy tenemos números que, de los que se fueron, hay un 25% que volvió, de jóvenes estamos hablando, porque tampoco es lo que te pintan en Infobae de «Fui con dos dólares y hoy tengo un emprendimiento de empanadas que me hizo millonario en Estados Unidos», bueno, eso le pasara a una persona, a la mayor parte de las personas probablemente no nos pase si hacemos eso.
Hay un montón de jóvenes que se van con toda la ilusión, yo me fui a estudiar un año afuera, con toda la ilusión, a ver qué chances tenes, querés ir a ver otros mundos, otras cosas, y después te das cuenta que no es tan fácil trabajar, no es tan fácil estar legal, que en realidad están los que ganan 1000 euros, y que con mil euros hoy no te bancas en Europa. Como escuchaba la hija de una famosa cocinera que se fue a hacer tareas domésticas a un hotel que no sé si las haría en Argentina, y aparte ganaba algo que no era el sueldo de ese país pero, los jóvenes tienen derecho a todo y si tienen ganas de «hippiearla» e irse a hacer cualquier cosa que no harías en tu país, está buenísimo hacerlo de experiencia. Pero hay un 25-30% de aquellos que se van, terminan volviendo, eso es una realidad, hay datos oficiales, datos de Naciones Unidas también dicen lo mismo. Argentina es uno de los países que mayor emigración tiene en la región.
También, la verdad es que cuesta Europa, está en guerra, hay inflación también allá, no es la que tenemos acá, pero digo, los valores de Estados Unidos y de Europa hay una inflación importante, están con problemas de electricidad, de gas, hay problemas que hacen que hoy no están viviendo los mejores momentos los continentes donde están tratando de decir que se van nuestros jóvenes.

– Sos militante de La Cámpora, también Cristinista, y luego de lo que le tocó atravesar a la vicepresidenta el año pasado, con la posibilidad de que no sea más candidata como lo dijo, ¿Tiene que haber o está habiendo un reordenamiento en el cristinismo?

F.C.: Yo primero que todo soy peronista, y después dentro del peronismo, integró una agrupación, pero yo nací y me formé en el peronismo, La Cámpora es una agrupación más del peronismo. Soy profundamente cristinista, la admiro mucho como mujer y como líder política, ¿tiene que haber una ordenamiento? Por supuesto, la única persona que puede ordenar lo que está pasando en la Argentina es Cristina Fernández Kirchner, no lo digo yo, lo dicen las encuestas, es la persona que más mide, es la persona que cuando se hace la encuestas y te dicen «cuáles son los principales problemas del país» te lo empiezan a mencionar y, después, te dicen «y quién podría solucionarlos», es la que la gente considera que es la única que puede solucionar estos problemas. El deseo nuestro, de todos los que militamos dentro de peronismo, claramente, es que la mejor tiene que conducir y tiene que ir a las listas. Ahora, Cristina es un ser humano también, ya no le podemos pedir más que Cristina se va a poner al hombro como hizo toda la vida como militante política y sobre todo como conductora del peronismo el ordenamiento de cada una de las provincias y a nivel nacional de la estrategia es indudable porque aparte es el mejor cuadro que tenemos y es la única que lo puede hacer

– Hubo una polémica que se instaló en los medios entre el presidente Fernandez, el ministro de Seguridad de la Nación, y el Ministro del Interior, con cosas que se dijeron o no se dijeron. ¿Hay crisis dentro del FdT?

F.C.: Existen diferentes opiniones dentro de una coalición como somos de Gobierno, donde hay diferentes partidos representados, y donde nosotros somos el partido o la expresión mayoritaria, el kirchnerismo, dentro de esta coalición. En ese contexto, yo creo que Wado De Pedro ya dijo todo lo que tenía que decir y se expresó públicamente y, me parece, que estuvo a la altura de las circunstancias, diciendo ‘dejémonos de hablar hay que trabajar’. Después en el marco de los debates que se están dando, y que son buenos que se den dentro de una coalición, porque tenemos que resolver nuestras propias cuestiones, de decir «bueno, quien va ser nuestro candidato», «quien es el mejor para esto», y después también salir a Decir, como lo dijo Maximo (Kirchner), como lo dijo el Cuervo (Larroque), digo hay un montón de cosas con las que nosotros no coincidimos, Pero eso no implica que vayamos a romper la unidad que la gente votó. Ahora, ¿Tenemos que decirlas? Si, es nuestra obligación decir que no coincidimos en muchas cuestiones, Sobre todo porque esas cuestiones hacen al mejoramiento de la vida de la gente, entonces nosotros tenemos la obligación de decir que no Estamos de acuerdo con un montón de cosas, lo que no implica romper, implica debatir, en política se vive debatiendo y se vive poniendo sobre la mesa las diferentes posiciones. ¿Tenemos diferentes posiciones con el presidente? Las tenemos ¿Son cosas que tenemos que debatir a nuestro interior? Son cosas que tenemos que debatir a nuestro interior. Que haya dos ministros que hayan salido a decir algunas expresiones, la verdad que no ayudan, y me parece que en esto Wado salió a cortar todas las especulaciones, y a decir que había que seguir trabajando, que la unidad no estaba en juego.

– Quien también declaró recientemente algunas cosas sobre esta especie de crisis interna del FdT fue Maximo Kirchner, alertando que CFK comento algunas cosas sobre el rumbo del gobierno, en lo económico y demas, y que Alberto Fernandez lo habria tomado mal

F.C.: Máximo fue clarísimo cuando hablo, es muy esclarecedor escucharlo, porque explica muchas cosas que, a lo mejor, no se entendieron en su momento. El por que renuncio, la razón que él tenía de no haber votado lo del Fondo Monetario internacional, porque al final hoy es algo incumplible, fue un préstamo político y tenía que tener una solución política, y no se negoció de esa manera, digo, ahí empiezan todos nuestros problemas, que en realidad, no son nuestros, sino de la gente en general.
Cuando recorro la provincia, la otra vez fui a una fábrica de muebles, y me dicen «necesito dólares para terminar el proceso de sustitución de importaciones, para poder seguir produciendo», ¿Qué le contestan desde la Secretaría de Comercio? No tengo dólares, porque cada dólar que entra se va al pago que se acaba de hacer enorme al Fondo Monetario Internacional. ¿Quién lo sacó al fondo? Néstor Kirchner ¿Quién lo trajo? Mauricio Macri ¿Qué está pasando hoy? Que nuestros productores, la gente que produce y da trabajo en la provincia de Santa Fe, no tiene los dólares para poder seguir produciendo, eso es producto de una mala negociación con el Fondo Monetario Internacional y eso nosotros lo tenemos que explicar a la gente. Eso es lo que hizo Máximo en esa entrevista.
Entonces, las discusiones hay que darlas, porque, si no, no sirve de nada el llegar por llegar mismo, digo, si vamos a las próximas elecciones tenemos que llevar con un rumbo claro y sabiendo cuál es nuestro modelo, porque nuestro modelo no fue renegociar un acuerdo que estuvo mal dado. Le dieron 45.000 millones de dólares a Macri para hacer una elección, donde Macri no cumplía con ninguno de los ítems que te pide el Fondo Monetario Internacional. Nos dieron un préstamo político y la respuesta era política, y no fue negociada de esa manera, entonces, nosotros como militantes tenemos la obligación de contarle a nuestra gente, a la que nos votó, porque estamos en desacuerdo con eso ¿está mal? No, no está mal, son discusiones que se tienen que dar

– Estás permanentemente recorriendo la provincia de Santa Fe, ¿Como la ves? ¿Qué potencialidades le ves, que cosas positivas y que cosas le están faltando?

F.C.: La provincia tiene un potencial enorme, tiene alrededor de Rosario tiene empresas que están cotizando en la bolsa de Nueva York, son empresas de primera, empresas que compiten contra gigantes como 3M, que exportan el 95% de lo que producen, trabajo de calidad, donde está la industria junto con el CONICET, la ciencia y la tecnología, donde hay jóvenes santafesinos En esas empresas generando tecnología de primera, la biotecnología, lo que se está dando en Santa Fe es una locura, lo que hay en Sunchales, un polo tecnológico y de producción. Vos vas a estos lugares y te quiebra la cabeza, porque realmente es el futuro, es el futuro del sector privado, junto con el Estado a través del CONICET, empujando proyectos de personas, o de jóvenes, de emprendedores que tienen ideas brillantes, que son sustentadas por el sector privado y el sector público a la vez para que puedan salir. La incubadora de proyectos que eso genera, Santa Fe es un ejemplo de todo eso. Está el CITES en Sunchales, está todo lo que es el Polo tecnológico en Rosario, está también en Santa Fe el Parque Industrial de Santa Fe. Yo me acuerdo que cuando en los 90 aprendí a manejar, yo fui a manejar ahí, con lo que era el parque industrial porque estaba vacío, no había empresas y hoy está lleno, era una ciudad vacía en ese momento, hoy hay empresas por todos lados. El potencial del campo, hay que apoyar a los pequeños y medianos productores, para que ante las adversidades climáticas como la que está pasando, puedan salir a flote con la ayuda del Estado, y puedan producir más y mejor. Yo creo que en Santa Fe tenemos todo, tenemos la la producción de las industrias, campo y tenemos un potencial de recursos humanos impresionante Lo que sí hay, es una gran desventaja entre el norte y el sur, son dos provincias diferentes, entonces, el norte necesita realmente políticas específicas que lo asimilan a lo que es el sur. Santa Fe forma parte de la Región Centro, hay una parte de la provincia de Santa Fe que se parece más al norte que al centro,¿qué hacemos con eso? Necesitamos beneficios y exenciones para poder ayudar a que el norte de Santa Fe, se parezca al centro de nuestro país, y no más al norte de nuestro país Hay algunas cuestiones que hay que mejorar, se hicieron obras fundamentales, eso es verdad, obras históricas que estaba pidiendo la población, que van a ayudar y que van a ser mejorar, y que nuestra frontera de producción aumente. Después está lo de Rosario, la Hidrovía, que hay que todavía seguir discutiendo hacia que calado vamos, hacia dónde vamos, qué puertos beneficiamos desde la provincia, pero la discusión se está dando porque Santa Fe tiene un potencial de crecimiento impresionante. Hoy la hidrovía es la principal autopista de nuestro país Y el lugar por donde pasa la mayor exportación son los puertos de Santa Fe. Ahí tenemos un gran potencial que hay que ayudarlo, porque hay que mejorar las rutas, hay que mejorar todo lo que rodea a la hidrovía, no es solo la hidrovía, pero tenemos hoy la principal autopista pasando por nuestra orillas y hay que aprovecharla.

– En la provincia ya hay un armado opositor para las elecciones, muchos están empezando a mostrarse como otra opción al FdT. ¿Se tiene que rearmar también el peronismo en la provincia? ¿Cómo ves a tu espacio, La Cámpora, para este armado electoral?

F.C.: Yo creo que, claramente, el peronismo se tiene que rearmar, La Cámpora está dentro del peronismo y va a ser lo imposible para que volvamos a recuperar nuestra provincia. Yo no pienso electoralmente en términos de Cámpora, sino del peronismo, y tenemos que hacer que el peronismo vuelva a ganar la provincia de Santa Fe, porque enfrente no hay nada porque hay un frente de frente, de frente, que no se sabe a frente de quién, digo lo único que se sabe es que es anti kirchnerista o antiperonista. Ahora, ¿Qué los define? Yo la verdad no lo sé, en todo caso los define el haber sido parte de 12 años de gobierno de la provincia donde se instaló el narcotráfico, digo, parte de todos esos dirigentes fueron responsables de que el narcotráfico hoy sea lo que sea en la provincia de Santa Fe y, sobre todo, en Rosario, son dirigentes que ya fueron parte de un gobierno nacional que fracasó, donde el gobierno nacional también fracasó al enfrentar el narcotráfico. Hubo cuatro años de macrismo, si tan fácil era solucionar el tema narcotráfico, que hicieron durante los cuatro años de macrismo. Entonces, ahí vemos un radicalismo, un socialismo, que no sé cómo va a explicar a sus votantes que es parte y socio del macrismo y del radicalismo, que fueron parte del gobierno de Macri, hay que dar muchas explicaciones. Hay muchos candidatos que se definen por ser anti peronistas, no sé qué significa, y qué significación tiene el frente de frente. Ya vimos que cuando se unió el macrismo, el radicalismo, y todos esos partidos, pasaron cuatro años que volvió el Cepo, porque recordemos que el Cepo lo pusieron ellos, recordemos que la gente que tenía plata en los fondos de inversión no la podía tocar. Volvamos a recordar lo que fueron esos cuatro años de frente de frente. Bueno, lo quieren reeditar en la provincia. Habrá que ver si los santafesinos están dispuestos a votar el pasado, o si tienen ganas de seguir yendo hacia el futuro. Nosotros proponemos un futuro, un futuro con la biotecnología, un futuro con el campo, con la industria, hay que hacer un recambio generacional. 12 años de socialismo nos llevaron a donde estamos, y cuatro años de macrismo nos llevaron a que cada dólar que ingrese a la Argentina vaya al Fondo Monetario Internacional, y no vayan a las industrias que generan empleo, que generan trabajo de calidad, que generan exportaciones

– Hay información de que sos una de las apuntadas para competir en los próximos comicios, si bien falta mucho, podría ser para la diputación nacional. ¿Hay algo seguro de esto, está la vocación de participar, o te pones a disposición de lo que decida el conjunto?

F.C.: La vocación está. Hago política desde hace mucho tiempo. Quiero que mi provincia vuelva a ser la provincia invencible, quiero verla cada vez mejor, así que estoy caminando y estoy recorriendo la provincia, claramente, en el marco, vuelvo a decirlo, del peronismo y haré lo que tenga que hacer, o estaré en un lugar o no estaré, pero siempre participando como una militante más

Por Facundo Acosta