« »
HOY:  miercoles 29 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Con el peso oficialista, Javkin logro facultades especiales, nuevo impuesto y presupuesto 2024

El intendente logró el Presupuesto aprobado para empezar el año; también facultades delegadas para aumentar el boleto de colectivos cada dos meses y según el ritmo inflacionario; y la tasa vial cargada en el combustible. Hubo votos en contra de la oposición, pero el oficialismo se impuso.

El Concejo municipal, en una maratónica sesión que terminó a las 4 de la madrugada de este martes, sancionó varias ordenanzas clave que eran esperadas por el intendente Pablo Javkin. La de mayor relevancia es el Presupuesto 2024, la norma base para la función de gobernar la ciudad. Pero también el Ejecutivo consiguió la renovación de las facultades delegadas para aumentar la tarifa del transporte urbano de pasajeros (TUP) de manera bimestral y ajustada a la evolución del Índice de Precios al Consumidor. Se descuenta entonces que el colectivo aumentará de manera exponencial cada dos meses, a juzgar por la inflación general. Asimismo, se aprobó un incremento en la tarifa de taxis a partir del 10 de enero.

El Presupuesto salió aprobado por unanimidad, y contempla un equilibrio con leve superávit: recursos por $381.035 millones de pesos y gastos por $380.854,5 millones.

Con ello, también se aprobó en general y por unanimidad la Ordenanza General Impositiva (OGI), pero en lo particular hubo posiciones de rechazo: los bloques de Ciudad Futura, Justicialista, Iniciativa Popular y Vida y Libertad, se opusieron a los artículos 8, 9, 1, 39 y 40, relacionados con la creación de la tasa vial, que grava con 1,6% cada litro de combustible que se expenda en Rosario.

También Ciudad Futura y el interbloque Justicialista más Iniciativa Popular, se opusieron al artículo 1º de la OGI, que establece el incremento de la tasa general de inmuebles (TGI) en base al índice de precios al consumidor y de manera mensual.

 

El peso de la mayoría, debate de cuatro horas y facultades especiales para el intendente

La mayoría lograda por el oficialismo de Unidos para Cambiar Santa Fe con la nueva conformación del Concejo municipal le permitió al intendente Pablo Javkin la aprobación del Presupuesto y medidas impositivas a su medida sin transpirar. Es el caso del proyecto enviado por el Ejecutivo para retocar la tarifa de colectivos cada dos meses sin pasar por el Concejo. De esta manera se adelanta a la quita de subsidios del gobierno nacional.

Según la ordenanza aprobada, el Departamento Ejecutivo Municipal se encuentra autorizado a actualizar de manera automática en los meses de Enero, Marzo, Mayo, Julio, Septiembre y Noviembre de cada año la tarifa considerando el último Estudio de Costos elaborado por el Ente de la Movilidad de Rosario.

La limitación que se establece es que «en ningún caso se podrá superar la variación acumulada de los dos meses previos o los que se encuentren publicados al momento de la actualización, del índice de Precios al Consumidor Nivel General de la Región Pampeana relevado por el Indec. Es decir, más de la acumulación de los dos meses previos.

Esta facultad para el intendente que le permite aumentar sin pasar por el Concejo, algo que sucede desde hace años, rige por un año a partir de enero de 2024 con una prórroga automática por un término igual.

Actualmente el boleto de colectivo de Rosario cuesta 240 pesos, y la suba bimestral busca que el impacto no sea brusco. Igualmente, si la inflación se coloca en el orden del 30%, podría acumular un 60% en dos meses. En enero se viene la primera prueba.

La renovación de esta facultad mereció el rechazo de los bloques de Justicialista, Iniciativa Popular y Ciudad Futura.

Impuestazo

Junto con el Presupuesto 2024, la municipalidad incorpora la generación de una “Tasa Vial”, que dispone un aumento en el precio del litro de combustibles en la ciudad de Rosario.

Propone la creación de una «Contribución al Mantenimiento de Vías Urbanas y Pavimentos», la cual se abonará por cada litro o fracción de combustible líquido u otros derivados de hidrocarburos, metro cúbico o fracción de gas natural comprimido (GNC). La contribución iría financiar el mantenimiento, reparación, modificación, señalización y/o mejoramiento de todo el trazado que integra la red vial.

La alícuota en concreto es 1,60% (hoy aprox. 11,20 pesos por litro -considerando $700 promedio el litro-).

Para ilustrar con datos extraídos del gremio de las estaciones de servicios, si en Rosario se venden 300 mil litros de naftas por mes, a 11 pesos que se recaudan por litro, el Municipio recauda aproximadamente $3.300.000 por mes. Al cierre del valor del dólar el viernes 15/12 banco municipal, $850, serían 3882 USD mensuales. El valor aproximado de pavimentación de una cuadra, estimado entre $1.500.000 y $2.000.000 según el grosor de la carpeta, serían entre 1764 y 2352 USD de costo. Es decir, apenas alcanza para pavimentar entre una cuadra o dos al mes, todo ello sin considerar que se estaría destinando ese fondo en su totalidad a una cuadra concreta.

“Si aplicamos esta tasa regresiva condenamos al ajuste otra vez a los que menos tienen. Pagará lo mismo un repartidor de Pedidos YA, que se traslada en moto, que el que navega un fin de semana con su embarcación por el río Paraná. Pero, además, nos preguntamos si Rosario tiene el litro de nafta más caro, no habrá una afectación en el consumo para los estacioneros locales. Cabe la posibilidad de que quienes pueden hacerlo, vayan a llenar su tanque en estaciones de Funes, Granadero Baigorria y Villa Gobernador Gálvez, por citar algunos ejemplos” opinó la concejala Gigliani.

La edila advirtió que no quedó claro en ninguna de las reuniones con representantes del ejecutivo es si están en condiciones de asegurar que no utilizarán los ingresos por la tasa vial al combustible para gastos ordinarios, en lugar de destinarse a obras que el municipio debería llevar a cabo con sus propios recursos. “ Es regresiva y perjudicial para gran parte de la ciudadanía sobre todo para los que menos tienen”, agregó.