« »
HOY:  domingo 25 de febrero del 2024
Politica blanco PNG

Venado Tuerto: Otra amenaza de muerte al intendente local ¿Hasta cuándo?

Hace unas pocas semanas atrás también habían amenazado a Leonel Chiarella, el Senador Provincial Lisandro Enrico y a la Fiscal de Melincué Susana Pepino. La pregunta que se hacen todos es ¿hasta cuándo? deberán los funcionarios soportar esto. Por ahora son amenazas ¿Y si cumplen con ellas?

Posterior a que trascendiera un nuevo caso de amenaza contra su persona realizada telefónicamente por un detenido desde una unidad penitenciaria federal, el intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella se refirió al respecto y destacó: “Nos preocupa la impunidad con la que se mueven los delincuentes en las cárceles“.

Lo cierto es que, a menos de un mes de darse a conocer un anterior caso donde Chiarella, el senador provincial Lisandro Enrico y la fiscal de Melincué Susana Pepino, fueron víctimas de mensajes intimidatorios vinculado a un preso por narcotráfico, el mandatario venadense volvió a recibir amenazas de muerte, esta vez también con destino a otras autoridades provinciales relacionadas al Ministerio de Seguridad.

En la oportunidad, el actual hostigamiento que recibió el intendente data de principios de esta semana cuando también el delegado regional del Ministerio de Seguridad, Sergio Maidana, denunció una serie de mensajes intimidatorios que había recibido a través de la aplicación Whatsapp. De hecho, el último sábado trascendió oficialmente que desde la Fiscalía Federal de Venado Tuerto a cargo de Javier Arzubi Calvo, solicitaron la indagatoria de Mauro Nahuel Novelino detenido en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos por dichas amenazas.

En diálogo con LT29 el intendente venadense detalló: “Maidana fue quien recibió un whatsapp, donde la persona que lo envía dice ser un Nahuel Novelino y en donde lo que plantea es que lo dejen de trasladar de un lado para otro en los diferentes penales. Y dice que hay balas para todos, empezando por Chiarella“.

Y seguidamente, agregó: “En términos de lo que es la amenaza uno entiende que esto suceda, porque es parte de lo que el trabajo de nosotros venimos haciendo de denunciar a autores de ilícitos. Pero lo que nos preocupa es la impunidad con la que se mueven los delincuentes dentro de la cárceles“.

En esa misma línea, Chiarella insistió: “Desde la cárcel tienen todas las comodidades, hacen literalmente home Office, y con celulares organizan amenazas y también otros delitos, como extorsiones, estafas, balaceras y venta de drogas, que afectan también a los vecinos de nuestra ciudad”.

Para luego volver a repetir: “Esto es lo que más nos alarma, que toda esta organización delictual se organiza desde la cárcel, donde los presos están más cómodos adentro que afuera“.

Y lanzó: “Esto tiene responsables, que son los encargados de controlar el servicio penitenciario. Y si las cárceles son federales, los encargados son el gobierno nacional. Y si las cárceles son provinciales, el encargado es el gobierno provincial”.

Posteriormente, el mandatario venadense reclamó mayor control de los presos, “no puede ser que tengan celulares y todas las comodidades para organizar delitos desde la cárcel“.

 

Sin custodia

Por otra parte, consultado sobre las medidas de seguridad que tomó para sí posterior a la serie de amenazas recibidas, Chiarella respondió: “No tengo custodia, solo le pedí al fiscal que tengan conmigo el mismo tratamiento de un vecino común. No tengo ningún privilegio, al contrario yo tengo mayor responsabilidad“. Aunque luego aceptó: “Sí, obviamente tomó recaudos. Instalé alarmas y cámaras de seguridad en mi casa que pagué desde mi bolsillo. Por lo demás, sigo cumpliendo con mi agenda normalmente”.

Finalmente, consideró: “Que nos amenacen a nosotros, que somos funcionarios públicos es menor. Nuestra responsabilidad como funcionarios públicos es denunciar a quien vende droga, a quien distribuye droga, quien comete un delito. Y lo vamos a seguir haciendo. Lo problemático es que desde la cárcel se sigan organizando delitos que afectan la vida de la gente”.