« »
HOY:  miercoles 24 de abril del 2024
Politica blanco PNG

Concejal de Rosario proponen botones de pánico en camiones recolectores de residuos

«Con los recolectores podemos multiplicar las alarmas comunitarias en los barrios», resumió el concejal acerca del proyecto que sale al cruce de los últimos episodios de violencia urbana.

El concejal Lisandro Cavatorta, presidente de la comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana del Concejo Municipal, presentó un proyecto para que el Ejecutivo municipal garantice la instalación de tecnologías aplicadas a la seguridad en los camiones de los recolectores y contó detalles en el programa “Democráticamente” que conduce Juan Francisco en AGOFA TV y radio Del Plata Rosario.

Específicamente, la iniciativa busca que se implemente obligatoriamente, y sin costo alguno para los trabajadores prestadores del servicio de recolección, un sistema de botones pulsadores y app de pánico, en cada vehículo, que puedan emitir señales y alertas hacia el Centro de Monitoreo del Municipio (CIOR), al 911, al sistema de emergencias médicas y a otros organismos similares.

“Son botones de pánico, para que el trabajador accione ante una situación de inseguridad o emergencia con la que se encuentre u observe mientras realiza su trabajo, tanto personal como de un vecino o vecina. Son los mismos recolectores los que nos propusieron esta medida, que ayuda mucho cuando son víctimas, cuando sufren y también cuando ven un hecho de violencia o inseguridad” afirmó el autor del proyecto.

Esta medida se generó en el marco de conversaciones que mantuvieron representantes del sindicato de recolectores con el Concejal Lisandro Cavatorta, donde le solicitaron que tome cartas en el asunto y apoyaron fuertemente su iniciativa.

“Los recolectores son, junto con los choferes del transporte público de colectivos, de los pocos trabajadores y trabajadoras que recorren la ciudad por la noche, en todas las cuadras, en todos los barrios a lo largo y ancho de la ciudad. Los recolectores me dicen que, muchas veces, terminan actuando como ‘alarmas comunitarias móviles», cuando ven o se encuentran con un hecho de violencia o una emergencia, interviniendo activamente en la prevención, con un llamado telefónico o convocando a los móviles policiales por sus propios medios” comentó el edil.

Sobre esto también Cavatorta definió al sistema de alarmas comunitarias de la ciudad como “un sistema raquítico, en el que el municipio no ha incorporado desde el 2016 ni una sola alarma comunitaria nueva. Y los vecinos la piden, la quieren y la necesitan»

En este marco, Cavatorta solicitó que el gobierno municipal lleve adelante las gestiones necesarias para que cada recolector que sale a la calle a trabajar cuente con un botón anti-pánico en su camión, de modo tal de generar una alerta y solicitud de auxilio en caso de sufrir u observar algún conflicto, emergencia o hecho de violencia.

“Con este proyecto no vamos a resolver el problema de fondo que tienen los recolectores. La situación de seguridad en Rosario es grave y generalizada, y todos tenemos algo para hacer: todos los niveles del estado con todos sus recursos. No le decimos al municipio lo que «no» puede hacer, le proponemos lo que sí puede y no vemos que esté haciendo. Nada soluciona todo, pero todo puede solucionar algo. Acá va otra de nuestras propuestas, que ya está presentada en el Concejo» concluyó Cavatorta.

Regularizar situación de vecinales

El recinto del Concejo Municipal fue escenario de la primera jornada pública con representantes de vecinales con el objetivo de debatir modificaciones a la ordenanza que las regula.

Las vecinales que enviaron delegados fueron Florida Norte, Acindar, Belgrano Sur, Parque Regional Sur, Bella Vista, Fontanarrosa, La Florida, 22 de Julio Tablada, Empalme Graneros, Sgto. Cabral, Acera, Alvear, Hostal del Sol, Avrose, Nuevo Alberdi, Florida Norte, 23 de Febrero, 25 de Mayo, Dr. Maradona, Alberdi, Maria Duboe, Fisherton Sur, Lisandro de la Torre, Azcuénaga, Güemes y Dorrego.

“Las vecinales son unos de los pocos actores que hoy continúan en el territorio, que tienen una presencia y una función social imprescindible en cualquier contexto, pero también en el contexto que está viviendo nuestra ciudad, donde cada vez nos cuesta más defender la posibilidad del encuentro, de habitar espacios comunes, de generar en nuestros propios barrios”, expresó el concejal.

Cavatorta volvió a recordar el proyecto presentado en el Palacio Vasallo para que cada edil tenga un barrio asignado y atienda allí una vez por mes los reclamos de los vecinos. El edil destacó que si estuvieron aprobado una vez por mes, los 27 concejales «deberían estar simultáneamente atendiendo en cada barrio y todos los rosarinos y rosarinas van a tener un concejal cerca atendiendo sus problemas, dando la cara y sobre todo volviendo al mes siguiente dando las explicaciones y contarle a la gente cómo está el expediente de su reclamo».

El edil manifestó que todavía no ha logrado que la totalidad de sus pares le de el visto bueno a la iniciativa.