« »
HOY:  miercoles 24 de abril del 2024
Politica blanco PNG

Cual es el nuevo impuesto propuesto por un legislador de la Provincia de Santa Fe

Según los resultados definitivos del Censo Nacional Agropecuario (2018) en el  país el 1,6 % de los productores concentra el 42% de la tierra productiva de Argentina

Según los resultados definitivos del Censo Nacional Agropecuario (2018) en el  país el 1,6 % de los productores concentra el 42% de la tierra productiva de Argentina. Son sólo 3566 explotaciones agropecuarias sobre un total de 227.323.

En ese sentido el diputado del Frente Amplio por la Soberanía (FAS), Carlos del Frade presentó una iniciativa en la Legislatura provincial donde propone un impuesto inmobiliario adicional que alcanzará a todos aquellos grandes propietarios de tierras rurales del territorio santafesino, conocido como latifundios

Cabe indicar que dicho proyecto ya tiene un antecedente en la cámara baja provincial en virtud que fue presentado por primera vez en 2019 por la entonces legisladora,  Mercedes Meier.

 

INICIATIVA

El impuesto adicional será para personas físicas o jurídicas, que posean cierta cantidad de hectáreas, y se tipificara según diferentes regiones de la provincia: Área 1 – más de 800; Área 2 – más de 500; Área 3 – más de 1000 Área 4 – mas de 800 (zona centro sur de Santa Fe).

 

Área 5 – más de 3000;  Área 6 este más de 1500;  Área 6 oeste más de 3000  (Centro Norte provincial).

 

Área 7 – Más de 10.000 Área 8 – Más de 10.000 (Norte de Santa Fe)

 

Para determinar la dimensión de las áreas gravadas se determinará por el  valor de las tierras  y las alícuotas a pagar será un monto extra al que abonan normalmente por concepto de impuesto inmobiliario rural.

El pago será de un  adicional del:  30%, para los propietarios de nacionalidad argentina que sean personas físicas, • un 35°/o los propietarios que sean personas jurídicas y un  40°/o los titulares de nacionalidad extranjera.

En tanto, se propone que  el destino de la recaudación sea destinado a la creación de un Fondo provincial para reforzar las políticas alimentarias de las familias santafesinas en situación de pobreza.

“Existen grandes extensiones de tierra rural que se van revalorizando sin más inversión que la que ha realizado el Estado en infraestructura. Por otro lado estamos convencidas/os que al gravar la gran propiedad territorial aportaremos con la absorción, por parte del Estado, de un porcentaje de la renta de la tierra, a provocar una deflación de los precios de la misma, una mayor oferta y la adjudicación en esta forma a los pequeños y medianos productores rurales”, señaló Del Frade. 

Cabe indicar que en  Santa Fe, hay 19.970 explotaciones agropecuarias (EAP), que representan una superficie de 9.478.912,9 hectáreas (Has). Ahora bien, tan sólo 1214 de esas explotaciones concentran 4.522.067,10 Has mientras las restantes 4.956.845,8 Has productivas de la provincia se reparten entre 18.756 establecimientos.

En otros términos, en Santa Fe el 6% de las EAP concentra el 48% de la superficie productiva. Otro dato relevante es que 19 EAP poseen más de 20.000 Has.; 34 más de 10.000 Has. y 41 más de 7.500 Has. Son 1.392.574,9 Has concentradas en 94 establecimientos.

Cabe señalar que el 84% de los EAP son titularidad de personas humanas, mientras que el 11% son propiedad de personas jurídicas.

 A esto habría que agregar la preocupación que genera la posesión de grandes extensiones de tierra de la provincia en manos de propietarios extranjeros. Según el Registro Nacional de Tierras Rurales, en la provincia hay 217.559,19 Has en manos extranjeras, que representan un 1,7º/o de la superficie total de zonas rurales, donde el departamento Garay lleva la delantera con un 15,7% de sus hectáreas extranjerizadas. Le sigue San Javier con un 3,1%.

“No es casualidad que estos datos coincidan con las regiones de Santa Fe más pobres, donde las comunidades originarias están relegadas a pequeños poblados, la mayoría sin tierra donde poder trabajar, donde los departamentos tienen las mayores extensiones y sin embargo, la menor cantidad de pobladores; con un pueblo que hace grandes sacrificios para tener un lote donde alzar su vivienda, si es que lo logra; con una agricultura sin agricultores. La extranjerización y concentración en pocas manos no ha sido la salida hacia el progreso en ningún lugar del mundo”, apuntó el legislador.

En ese sentido, este proyecto de ley propone “un impuesto adicional a los dueños de grandes extensiones de tierra”, cuyo alcance está determinado por la calidad productiva de sus estancias, según el mapa de la división del valor de la tierra que hace la Compañía argentina de tierras (https:ljwww.cadetierras.eom.ar/estadisticas/valor-de-la-tierra-en-argentina/valor-de[1]latierra-en-santa-fe/)  

“Entendemos que la discusión de la tierra y de sus ganancias es una discusión eminentemente de soberanía, y que lo impositivo es sólo un aspecto, pero que hay que profundizar ese debate si pretendemos poner de pie a la Argentina”, planteó Del Frade.