« »
HOY:  miercoles 29 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Tras 6 meses se reunio la comision de transporte del Concejo Rosario con datos alarmantes

Desde marzo que el Ejecutivo no convocaba a la comisión evaluadora del TUP. Un recordatorio desde el Concejo reactivó el mecanismo que brega por mejorar el transporte urbano de pasajeros.

Luego del reiterado pedido de los concejales opositores y la suba en costo del boleto de colectivos, la Municipalidad convocó este jueves a la comisión de seguimiento del Transporte Urbano de Pasajeros.

Hace una semana, en el Palacio Vasallo se aprobó un pedido de la edila peronista, Silvana Teisa, para que se convoque a la comisión de Seguimiento del TUP, que por ordenanza se tenía que llevar a cabo cada dos meses, pero desde marzo no se volvió a realizar.

Finalmente, este jueves se desarrolló el encuentro y los ediles pudieron exponer sus posturas y reclamos por la situación del TUP.

«Era una reunión que veníamos pidiendo desde hace meses, tenemos distintos expedientes esperando una respuesta», comentó Teisa, tras la reunión, y apuntó: «Es necesario actualizar la mejora del servicio del transporte».

Entre las críticas a la gestión del transporte por parte del municipio, la concejala señaló: «Muchísimas líneas cortan el servicio en el horario nocturno, y dificulta la movilidad de la gente de los barrios». «Tiene que ser una prioridad para el Ejecutivo municipal», remarcó.

Por su parte, la edila socialista, Verónica Irizar reconoció: «No somos ajenos al reclamo de los vecinos y vecinas, es necesario poner devuelta la mirada sobre el transporte».

«Entendemos que hay que poner más recursos, pero queremos dejar de manifiesto la necesidad de mayor subsidios nacionales», indicó la legisladora, y recordó que el Interior sólo recibe un 10% del subsidio que el Gobierno nacional destina al sector.

Asimismo, la contadora explicó que el municipio intentó renovar la flota de unidades del TUP, pero «los proveedores no cotizan ni entregan» por la situación macroeconómica del país.

El 40% de las líneas de colectivos no funciona por la noche: piden rápida normalización del servicio

La concejala Silvana Teisa recordó los datos del último estudio del Observatorio Social del Transporte. Además de la frecuencia nocturna nula, se constataron numerosos coches con piso alto que violan las condiciones establecidas en el pliego de concesión del servicio, sin que el Ejecutivo intervenga

La concejala Silvana Teisa le pidió al Ejecutivo Municipal que normalice el sistema de transporte público de pasajeros en base a los “alarmantes” datos sobre la ausencia de frecuencias nocturnas relevadas por el Observatorio Social del Transporte (OST) y el incumplimiento de periodicidad del llamado a la instancia de control del sistema en el Palacio de los Leones, que debe ser bimestral. Este jueves, tras la anterior reunión realizada en marzo, se juntaron los integrantes de la Comisión de Seguimiento del servicio, durante la cual se debatió sobre la tarjeta Sube y el tamaño de la flota de unidades, entre otros temas.

Teisa había insistido en los “alarmantes” datos del OST de agosto último. La concejala recordó que ese relevamiento “puso en evidencia que son muchísimas las líneas, mas del 40 por ciento, que entre entre las 20 y 22 horas y hasta la mañana del día siguiente dejan de funcionar“.

La integrante del bloque peronista agregó el contexto de incrementos de costo para los usuarios y empeoramiento simultáneo de la calidad del servicio: “El intendente (Pablo Javkin) anunció un nuevo aumento de boleto cuando es evidente que el sistema de transporte público está a la deriva, y es algo que debería ser una prioridad para cualquier Ejecutivo”.

Durante el encuentro de la Comisión, que además de ediles de diferentes bancasa integran el Ente de la Movilidad y la Secretaría de Movilidad del Ejecutivo, los representantes del Palacio de los Leones esgrimieron que en la ciudad hay 690 unidades “activas” y que, en promedio, en septiembre se alcanzaron los 430 mil pasajeros.

 

Sube y más coches

Con relación a la tarjeta Sube, se informó que unas 170 mil personas pasaron por los centros de registro del plástico, y que la cantidad de validaciones con ese sistema alcanzó los 712.128 plásticos.

Sobre la incorporación de nuevas unidades, los referentes del Ejecutivo dijeron que 57 unidades se sumaron durante el primer cuatrimestre de este año, además de los tres troles reconvertidos y uno próximo a incorporarse. Agregaron que se inició el proceso licitatorio para agregar otros 50 coches. En ese punto, hicieron hincapié en los costos: a comienzos de año, esgrimieron, una unidad tenía un valor estimado de 28 millones de pesos, y hoy cuesta 91 millones, el triple. Eso representa, abundaron, una variación interanual del 219%.

De la reunión participaron el presidente del Ente de la Movilidad, Rogelio Biazzi, la secretaria de Movilidad, Nerina Manganelli, el presidente de la empresa Movi, Alejandro Gentile, y los concejales Carlos Cardozo, Verónica Irizar, Pedro Salinas y Teisa.

El reclamo de la concejala peronista está en sintonía con el que cursó al Palacio Vasallo la Multisectorial en Defensa del Transporte Público de Pasajeros. En el mismo, expuso el aumento del boleto superior a la inflación al cabo de los 10 primeros meses de este año, la persistencia de la potestad de fijarlo en el Ejecutivo municipal pese a haber caducado la emergencia por la pandemia, y la autonomía del prestador privado Rosario Bus tanto respecto de las obligaciones establecidas en la licitación del servicio como de lo que indica el Ente de Movilidad.

Además, advirtió sobre versiones en torno a un intercambio de líneas con la estatal Movi, por lo que la segunda quedaría con las de menores recaudaciones por recorrido.

 

Noche sin colectivos es también inseguridad

El último informe del OST, que acompaña Teisa, fue realizado en las jornadas del 15 y 16 de agosto y ratificó con cifras lo que los usuarios reclaman en forma permanente: los colectivos de muchas lineas no circulan en horario nocturno. De 39 líneas, “un 40% deja sin coches a la ciudad entre las 20 y 22 y hasta las 5 de la mañana siguiente”, repasó Teisa los datos.

El estudio se realizó entre las 16 del martes 15 y misma hora del miércoles 16 de agosto. Se hizo una toma de frecuencias en las intersecciones de calles Santa Fe y Laprida y de Corrientes y San Juan. Se relevaron 39 líneas, que equivalen al 74% del total.

En Santa Fe y Laprida se hizo seguimiento sobre 20 líneas: 101 Negra, 102 Roja, 106 Negra, 106 Roja, 110, 112 Negra, 112 Roja, 116, 121, 122 Roja, 122 Verde, 126 Negra, 126 Roja, 127, 128 Negra, 128 Roja, 130, 140, 145 133 Cabín 9 y 145 133 Soldini.

En Corrientes y San Juan se relevaron 19: 103 Negra, 103 Roja, 107 Negra, 107 Roja, 123, 129, 1302 , 131, 132, 133 125 Negra, 133 125 Verde, 134, 135, 138 139, 143 136 137 Negra, 143 136 137 Roja, 153 Negra, 153 Roja, K y

El estudio realizó la toma de frecuencias en dos partes: diurna (de 8 a 19.59) y nocturna (de 20 a 7.59). Los resultados fueron un promedio de 14 minutos entre coche y coche de cada línea en el horario diurno, y una frecuencia nocturna de 39,5 minutos entre coche y coche.

“Mientras que la regularidad de los servicios diurnos fue prácticamente uniforme en las líneas controladas, la frecuencia nocturna en cambio está influida por lapsos de progresivo distanciamiento entre coches hasta la medianoche”, indica el informe. Y añade: “El aumento de los servicios comienza paulatinamente a partir de las 5 de la mañana hasta retomar su plenitud entre las 7 y 8”.

El estudio destaca que “en las horas intermedias de la madrugada, la situación varía de línea en línea, con algunas manteniendo un nivel mínimo pero ininterrumpido de servicio mientras que otras suspenden la circulación de coches por lapsos más o menos prolongados”.

Al respecto, el estudio señala que “cerca de la mitad de las líneas suspendieron por completo la circulación de sus servicios durante un lapso más o menos prolongado”.

“Esto denota una categórica falta de sensibilidad hacia la población, dejando a importantes zonas de la ciudad carentes de todo servicio durante la noche, siendo que mantener uno o dos coches en circulación en tales líneas tendría una incidencia marginal por kilometraje adicional”, reclamó el OST junto a la edil Teisa.

 

Línea Q y coches fuera de los estándares de la licitación

El informe señala que en el dia de la última evaluación, la línea “Q” de trolebuses operó durante toda la jornada con la mitad de sus unidades, y que directamente los retiró durante la noche.

Otro dato del estudio del OST refiere a los coches con piso alto, que no deberían circular de acuerdo a la reglamentación vigente, pero que lo hacen sin consecuencias de sanciones o advertencias por parte del Ejecutivo. Durante el relevamiento, se constataron 172 servicios con coches de piso alto: 76 de la línea 107 Negra, 50 de la 107 Roja y 46 de la línea K.

“Este hecho, además de dificultar la utilización del servicio por personas con movilidad reducida, es una infracción al artículo 18.1 inciso d4 y el Anexo III, artículo 45, del pliego que rigió la adjudicación del presente sistema del TUP y estableció que la totalidad de los coches deben contar con piso bajo”, recordó la gravedad de las violaciones a los estándares que el mismo poder concedente del servicio no obliga a cumplir.