« »
HOY:  lunes 20 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

¿Comienzan las clases en la provincia? Las definiciones estarían la semana que viene

La decisión sobre el comienzo de las clases en Santa Fe el 26 de febrero, tal como está previsto en el calendario escolar 2024, pende de un hilo debido a las complejas negociaciones salariales y a la reciente confirmación del gobierno nacional de no distribuir los fondos educativos a las provincias. Desde la Asociación de Magisterio de Santa Fe AMSAFE) anticipan un posible «escenario de conflicto».

El vocero presidencial, Manuel Adorni, anunció este miércoles que la administración central no prevé enviar a las provincias los recursos destinados a sueldos y programas educativos pendientes. Además, informó que aún no se ha convocado a la paritaria nacional, dejando en el aire la posibilidad de un llamado a esta instancia crucial por parte del Ejecutivo.

Rodrigo Alonso, secretario general de Amsafe, expresa su preocupación por el difícil escenario que se avecina para el inicio del año escolar, aunque mantiene la esperanza en un cambio de dirección en la política educativa actual.
La falta de envío de fondos educativos implicaría una reducción salarial para los docentes del 10%, la ausencia de financiación para la extensión horaria y, en consecuencia, la pérdida de una hora de clase para los estudiantes en 2024. Esta situación también afectaría los programas de refuerzo alimentario, lo cual agrava aún más el panorama.

El gobierno de Santa Fe anunció que este viernes comenzará a abonarse parte de la deuda acumulada durante la paritaria 2023. Sin embargo, los sindicatos argumentan que este pago no cubre la totalidad de la deuda, estimada en un 36%.

Con la fecha de inicio de clases a solo once días y sin una propuesta salarial para el sector docente ni convocatoria a paritarias en el horizonte inmediato, la incertidumbre crece. Se espera que una nueva invitación a los gremios para negociar salarios y condiciones laborales se realice la próxima semana.

“El gobierno provincial debe ofrecer una solución a la deuda de 2023 y presentar una propuesta salarial para 2024. Deseamos empezar las clases el 26 de febrero, pero bajo estas condiciones, enfrentaremos no solo una reducción de ingresos, sino también un impacto negativo en el aprendizaje de los alumnos”, concluyó Alonso, enfatizando la urgencia de la situación.