« »
HOY:  sábado 13 de abril del 2024
Politica blanco PNG

Enrico con los tapones de punta contra Nación por las obras del Saladillo y Puente Carretero

“En el Saladillo no podemos esperar más a Nación, desde Provincia reiniciaremos los trabajos paralizados por el gobierno anterior”, indico el Ministro de Obras Publicas de Santa Fe, quien ademas critico a la administracion central por otra obra

“En el Saladillo no podemos esperar más a Nación, desde Provincia reiniciaremos los trabajos paralizados por el gobierno anterior”, indico el Ministro de Obras Publicas de Santa Fe, quien ademas critico a la administracion central por otra obra: “Si el Puente Carretero uniera CABA y Avellaneda ya estaría arreglado”

El ministro de Obras Públicas de la Provincia, Lisandro Enrico, aseguró que en la obra de estabilización de la cascada del Arroyo Saladillo en Rosario, que actualmente se encuentra neutralizada, “no podemos esperar más a Nación; desde Provincia vamos a retomar los trabajos paralizados por el gobierno anterior, porque es un paso clave y hoy está en riesgo”.

Actualmente los trabajos tienen un gran atraso en los pagos de certificados y redeterminaciones, por parte del Estado Nacional, desde junio de 2023.

En gestiones realizadas recientemente, Enrico envió una nota enviada al secretario de Obras Públicas del Ministerio de Economía de la Nación, Luis Giovine, con la firma del secretario de Recursos Hídricos del Ministerio de Obras Públicas de la provincia, Nicolás Mijich.

“Mientras se aprueban inversiones para otros fines en diferentes jurisdicciones, desde Nación no se brindan respuestas para las necesidades de los santafesinos como, por ejemplo, esta obra hídrica de vital importancia para la seguridad y bienestar de la población de la zona, y su demora puede ponerla en riesgo”, indicó el ministro de Obras Públicas, Lisandro Enrico.

“Todos compartimos el deseo de que los argentinos podamos salir adelante de esta difícil situación económica, en la cual cada trabajador se está desdoblando en esfuerzos para cubrir sus gastos mensuales. Estamos totalmente de acuerdo en modelos de gobiernos austeros que recorten el gasto público innecesario; de hecho, en nuestra provincia cuidamos mucho el peso de los santafesinos. Pero de ese criterio de gobernación a directamente tener un gobierno nacional cerrado que no quiere hacerse responsable de atender las tareas de mantenimiento y las obras de emergencia que por ley les corresponden, hay enormes diferencias. No estamos de acuerdo y esta postura de Nación nos posterga”, añadió Enrico.

“Siempre nos mostramos predispuestos a colaborar, en cada reunión que tuvimos con funcionarios de Nación, e incluso hemos ayudado invirtiendo en materiales de obras para que comiencen a ejecutarse trabajos. Por eso manifestamos la necesidad de que Nación comience a destinar los fondos necesarios para obras que les corresponden a Santa Fe”, completó el ministro provincial.

 

Situación de la cascada

La cascada del Arroyo Saladillo en los últimos 20 años retrocedió 550 metros, el mayor desplazamiento tuvo lugar en el mes de marzo de 2017, momento en el cual se registró un avance abrupto de casi 300 metros quedando emplazada a 190 m aguas abajo del Puente Molino Blanco.

La obra de protección de la cascada del Arroyo Saladillo cuenta de dos etapas: la primera consiste en la estabilización de márgenes en el tramo entre el Puente Molino Blanco y la cascada, adjudicada por Decreto N° 0506 de fecha 01/04/2022 a la empresa Mundo Construcciones S.A. y Supercemento SAIC.

La segunda etapa, contempla la construcción de una pantalla de defensa contra la erosión retrogradante de la cascada del Arroyo Saladillo, adjudicada por Decreto N° 0977 de fecha 10/06/2022 a las empresas Mundo Construcciones S.A, Supercemento SAIC y Basaa S.A. La primera tiene un avance acumulado a noviembre 2023 del 36.07% y la segunda un avance acumulado a noviembre 2023 del 2.22%.

En las notas enviadas al Gobierno nacional se especifica que “el último desplazamiento de la cascada, la ubicó a una escasa distancia de 190 metros del puente Molino Blanco, una de las principales conexiones entre las localidades de Rosario y Villa Gobernador Gálvez.

El puente Molino Blanco es una vía clave para el transporte de personas y de mercaderías, que facilita el acceso a áreas industriales y comerciales, lo que impulsó siempre el desarrollo económico de ambas ciudades y de la región. El colapso del puente causaría congestión vial y dificultades para el transporte, afectando negativa y significativamente a empresas y comercios, provocando pérdidas económicas y de empleos.

Por ello, la finalización de las obras de refuerzo del puente y de control de la erosión, son fundamentales y urgentes, tanto para la protección del puente, como para la protección de las riberas”.

Cabe destacar que se trata de obra de carácter nacional ya que es la defensa del puente Molino Blanco, que conecta Rosario con Villa Gobernador Gálvez, y a unos metros se encuentra infraestructura de jurisdicción nacional, como el puente de la Avenida Circunvalación de Rosario y el puente ferroviario de conexión Rosario-Buenos Aires.

 

Puente Carretero, enlace entre Santa Fe y Santo Tomé

El Gobierno provincial le planteó al Ejecutivo Nacional la urgencia en atender la crítica situación del Puente Carretero, entre Santa Fe y Santo Tomé, enlace sobre la Ruta Nacional 11 que está con reducción de tránsito por la crítica situación en que se encuentra su estructura, que recibe cada día 33 mil vehículos y en el que ya se debió restringir la circulación de vehículos de gran porte.

El reclamo se vio plasmado en notas enviadas al ministro de Economía, Luis Caputo, y al administrador general de la Dirección Nacional de Vialidad, Raúl Bertola, con la firma del gobernador Maximiliano Pullaro y del ministro de Obras Públicas, Lisandro Enrico. En las misma se solicita que se avance en la licitación para tareas de mantenimiento y reparación, hoy frenadas.

“Mientras se aprueban inversiones para otros fines en diferentes jurisdicciones, desde Nación no se brindan respuestas para las necesidades de los santafesinos, como por ejemplo, este puente que conecta a Santa Fe con Santo Tomé y que está emplazado sobre una ruta nacional, la 11”, indicó el ministro respecto a la situación del enlace.

“Estamos seguros que si el Puente Carretero uniera CABA y Avellaneda ya estaría arreglado, porque parece que cambian los gobiernos pero no esa mirada centrada en el AMBA, y la ausencia de una mirada federal para atender las necesidades de todos los argentinos”, cuestionó el funcionario. Reprochó además que “vemos cómo se invierten montos en cuestiones superfluas, y se desatiende el mantenimiento de un puente que es clave en esta zona y que corre riesgo de caerse”.

El ministro santafesino apuntó que “todos compartimos el deseo de que los argentinos podamos salir adelante de esta difícil situación económica, en la cual cada trabajador se está desdoblando en esfuerzos para cubrir sus gastos mensuales. Estamos totalmente de acuerdo en modelos de gobiernos austeros que recorten el gasto público innecesario; de hecho, en nuestra provincia cuidamos mucho el peso de los santafesinos. Pero de ese criterio de gobernación a directamente tener un gobierno nacional cerrado que no quiere hacerse responsable de atender las tareas de mantenimiento y las obras de emergencia que por ley les corresponden, hay enormes diferencias. No estamos de acuerdo y esta postura de Nación nos posterga”, añadió Enrico.

“Siempre nos mostramos predispuestos a colaborar, en cada reunión que tuvimos con funcionarios de Nación, e incluso hemos ayudado invirtiendo en materiales de obras para que comiencen a ejecutarse trabajos. Por eso manifestamos la necesidad de que Nación comience a destinar los fondos necesarios para obras que les corresponden a Santa Fe”, completó Enrico.

Situación del Puente Carretero

En las notas enviadas a Caputo y Bertola se se califica como “grave” la situación del puente y se indica que actualmente el enlace “tiene un sector averiado que podría derivar en la caída de dos de sus tramos con el peligro que ello conlleva para la seguridad ciudadana y la población en general”. “Este viaducto es una de las arterias de mayor circulación ya que conecta dos localidades muy importantes de la provincia, además de formar parte del corredor vial de la Ruta Nacional 11 por lo que es vital en materia de logística productiva y comercial”, añaden los escritos. Se indica además que pese a esta importancia, “en su estado actual presenta congestiones en horarios pico con tránsito medio diario cercano a los 33.000 vehículos por día”.

Todo este cuadro, lleva al gobierno provincial a exigir que de manera inmediata se siga adelante con la licitación de las obras, proceso que hoy está paralizado. El expediente en cuestión prevé tareas de reparación “para las líneas de apoyo móviles del viaducto” que “genera desnivel en calzada y veredas” y adicionalmente “los apoyos móviles en tres tramos de losas, por su estado de deterioro. Las notas recuerdan que el acta de apertura de sobres tenía por fecha el 22 de diciembre pasado, pero que las tareas mencionadas, de mantenimiento y reparación, no han sido adjudicadas. El escrito concluye que de no avanzar este proceso “se corre el riesgo de que el puente quede inhabilitado de manera completa, lo que sería de suma gravedad para ambas ciudades”.