« »
HOY:  lunes 20 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Los cambios que busca la iniciativa de Milei para redefinir el sistema político argentino

En el capítulo de la ley ómnibus enviada por el Gobierno de Javier Milei dedicado a la reforma política, con varios cambios electorales, entre ellos se propone que la elección de diputados nacionales se realice en base a “circunscripciones uninominales”.

El artículo 443 de la iniciativa prevé una reforma del artículo 158 del Código Electoral Nacional, de modo de establecer que “los diputados nacionales serán elegidos directamente por el pueblo de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que se consideran a este fin como distritos electorales de un solo Estado. A ese efecto, cada distrito se dividirá en un número de circunscripciones igual al número de diputados que se eligen”.

“Cada elector votará solamente por una lista integrada por un candidato titular y un candidato suplente que deben ser de diferente género”, agrega.

Y señala que “la división de los distritos en circunscripciones será efectuada por el Poder Ejecutivo Nacional, quien deberá tomar como base el censo nacional de 2022 y procurar asegurar que en cada circunscripción no existan diferencias superiores al 3% del número de habitantes”. “Asimismo, al fijar los límites territoriales de las circunscripciones se deberán respetar los límites geográficos y políticos preexistentes”, reza el texto.

En los argumentos del proyecto, el Poder Ejecutivo consideró que “uno de los problemas estructurales de la Argentina es la crisis de representación política, producto de un sistema electoral que pone los incentivos de la clase política al servicio de sus propios intereses en lugar de promover la defensa de los intereses de los ciudadanos. El sistema electoral de listas cerradas beneficia solamente a aquellos con el poder de determinar la integración de las mismas en vez de otorgarle el poder a la ciudadanía”.

En defensa del sistema que se aplica en Estados Unidos, y que los bloques con representación minoritaria rechazan rotundamente, el Gobierno expresó que “la representación bien entendida es la piedra fundacional de la democracia liberal y para ello es esencial que los intereses de representantes y representados estén alineados. El sistema de circunscripciones uninominales pretende resolver esa disociación entre el interés del político y el interés del ciudadano”.

Este modelo fue aplicado en Argentina entre 1902 y 1905, bajo el gobierno de Julio Argentino Roca, a quien el presidente Milei reivindica.

Por otro lado, actualmente la Ley 22.847 establece que “el número de diputados nacionales a elegir será de uno por cada 161.000 habitantes o fracción no menor de 80.500” y el proyecto propone que “el número de diputados nacionales a elegir será de uno por cada 180.000 habitantes o fracción no menor de 90.000”.

De esta manera, y con los resultados del Censo 2022, Buenos Aires pasaría a tener de 70 a 97 bancas; Córdoba de 18 a 21; y Santa Fe, de 19 a 20. Sin embargo, la Ciudad pasaría de 25 diputados nacionales a 17 (perdería 8).

Mendoza, Tucumán, y Salta ganarían una banca más a las que tienen actualmente; Misiones y Corrientes seguirían igual; y el resto de las provincias perdería de una a cuatro bancas, de acuerdo a un trabajo realizado por el Centro de Investigación para la Calidad Democrática.

Según la nueva medición que el Poder Ejecutivo propone, el recuento final daría un total de 255 diputados nacionales. Es decir, dos bancas menos a las actuales.

La «Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los argentinos» busca modificar abruptamente la forma de elección para la Cámara de Diputados. La eliminación de las PASO es otro de los puntos importantes.

El paquete de modificaciones, aglutinadas en la llamada ley “ómnibus”, promueve reformas profundas en materia tributaria, electoral, laboral, penal y energética.

El líder de la Libertad Avanza puso la lupa en parte del sistema político y, en ese sentido, propuso modificaciones para la Cámara de Diputados y la eliminación de las elecciones primarias, entre otras cuestiones.

Los cambios para la Cámara de Diputados

Milei propone modificar abruptamente la Cámara de Diputados y realizar cambios en el Código Nacional Electoral. Su proyecto prevé que “el número de diputados nacionales a elegir será de uno por cada 180.000 habitantes”. A su vez, se quita el piso de cinco bancas para cada provincia y el de 25 para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Con este cálculo, la provincia de Santa Fe pasaría a tener 20 diputados, uno más que en la actualidad. La provincia de Buenos Aires pasaría a tener 97, es decir 27 más que ahora, Córdoba sumaría tres y llegaría a 21, mientras que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires perdería ocho bancas y quedaría en 17.

“Aplicando al censo del 2022 quedaría una Cámara de Diputados más chica: habría 255 legisladores y hoy tenemos una de 257. Le da un mayor peso político a la provincia de Buenos Aires, que pasa a tener el 38% del recinto y la Ciudad de Buenos Aires pasa de ser el segundo distrito con más espacios al cuarto. Casi todas las provincias pierden bancas”, explicó a AIRE el político Facundo Cruz, docente, consultor e integrante del Centro de Investigación para la Calidad Democrática.

Por otra parte, el proyecto indica que “cada distrito se dividirá en un número de circunscripciones igual al número de diputados que se eligen. Cada elector votará solamente por una lista integrada por un candidato titular y un candidato suplente que deben ser de diferente género”.

Es decir que, en caso de que se apruebe, la provincia de Santa Fe se debería dividir en 20 distritos y cada uno tendría un candidato o candidata única. Sería algo similar a lo que ocurre hoy con la Cámara de Senadores a nivel provincial, solo que cambiaría la delimitación de los distritos ya que no sería por departamentos.

Los límites de las circunscripciones serán efectuados por el Poder Ejecutivo de la Nación. Se deberá “asegurar que en cada circunscripción no existan diferencias superiores al 3% del número de habitantes”, detalla el escrito enviado por Milei. A su vez, se indica que se deberá “concluir un proyecto de diseño de las circunscripciones con una anticipación no menor de trescientos sesenta días corridos a fecha de la elección”.

Chau a las PASO

Tal como lo había anunciado en campaña, el presidente Milei propuso derogar la normativa que creó las PASO.

“La eliminación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) le devuelve la autonomía a los partidos políticos para que decidan sus candidatos a cargos nacionales de la manera que consideren más apropiada”, explica el proyecto de Milei.

A su vez, fundamenta esto en que “le quita el peso al contribuyente de tener que estar financiando de manera compulsiva la actividad política que es, en esencia, un interés particular de un sector de la sociedad”.

Partidos políticos y financiamiento

Otro de los cambios que propone el titular de la Libertad Avanza establece que «los fondos correspondientes al aporte para la campaña electoral se distribuirán, para las elecciones presidenciales, en un 50 % del monto asignado por el presupuesto en forma igualitaria entre las listas presentadas». Mientras que el restante 50% será dividido proporcionalmente entre los 24 distritos según la cantidad de electores y electoras.

Por otra parte, explica que una vez «efectuada tal operación, se distribuirá a cada agrupación política en forma proporcional a la cantidad de votos que el partido hubiera obtenido en la elección general anterior para la misma categoría».

El articulado enviado al Congreso propone que para los años en que se realizan las presidencias el presupuesto “debe prever cuatro (4) partidas diferenciadas: una para la elección de presidente, y el financiamiento de la segunda vuelta electoral, la segunda para la elección de parlamentarios del Mercosur, la tercera para la elección de senadores nacionales y la cuarta para la elección de diputados nacionales».