« »
HOY:  domingo 14 de julio del 2024
Politica blanco PNG

Se terminó la primavera legislativa para la gestión de Maximiliano Pullaro

El Ejecutivo logró el aval con votos propios. La oposición criticó los aumentos y la "delegación de facultades". Para sacar la emergencia de Aguas Santafesina se impuso el peso de una mayoría que se puede modificar.

El Ejecutivo logró el aval con votos propios. La oposición criticó los aumentos y la «delegación de facultades». Para sacar la emergencia de Aguas Santafesina se impuso el peso de una mayoría que se puede modificar.

La Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe sancionó este viernes por mayoría y convirtió en ley la declaración de emergencia del servicio que presta Aguas Santafesinas. Con la ley de emergencia para Assa, ahora el Gobierno podrá determinar el régimen tarifario del agua.

El proyecto del Ejecutivo, proveniente del Senado con media sanción desde el 23 de mayo pasado, declara hasta el 31 de diciembre de 2024 en estado de emergencia a la prestación del servicio público de agua potable, desagües y saneamiento por parte de Assa, en el ámbito de la provincia.

El plazo de la medida puede ser prorrogado por única vez por el lapso de doce meses por un decreto de la Casa Gris.

El proyecto fue aprobado por mayoría con 48 presentes y dos ausentes (Celia Arena y Alejandra Rodenas). Hubo 28 votos afirmativos, 18 negativos y una abstención (Juan Argañaraz).

A diferencia de la mayoría de las leyes aprobadas desde diciembre hasta ahora en la Cámara de Diputados, la ley de emergencia tuvo el estricto acompañamiento de la mayoría oficialista (la excepción fue el líbero Juan José Piedrabuena) y ninguno de los bloques de la oposición. Los 28 positivos de Unidos, 18 negativos y una abstención. El peronismo, la centroizquierda y el bloque Somos Vida se unieron en las críticas al proyecto oficialista.

“No tendríamos que estar votando una ley de emergencia sino iniciando un debate para tener un marco normativo”, declaró Lucila De Ponti que también presentó un proyecto de ley que busca regular los servicios sanitarios. La legisladora del Movimiento Evita cuestionó el “tarifazo” en las boletas y agregó que “no es de valientes declarar una emergencia que está direccionada a retener recursos de los vecinos”.

 

 

El diputado Omar Paredes de Somos Vida se quejó de que nunca recibieron la lista con las deudas que tienen los municipios y comunas con ASSA. “No se entiende la urgencia del Poder Ejecutivo por sancionar la ley”, dijo.

 

 

Marcos Corach del PJ se quejó de que “hagan solidariamente responsables a los municipios y comunas de la deuda que se acumule por la provisión, habilitando incluso a retenerles la coparticipación hasta un 5%”. Advirtió que a su entender es inconstitucional obligar a los municipios a conectarse a los acueductos de la provincia y calificó al tratamiento de ley como “apresurado e inconsulto”. También mencionó que la empresa está despidiendo personal. Algo que Boscarol admitió, aunque dijo que hasta ahora se registran “10 o 12 desvinculaciones”.

 

 

El Diputado provincial por el Frente Social y Popular Carlos Del Frade fundamentó el “rechazo a esta delegación de facultades al Poder Ejecutivo”; criticó la “búsqueda de créditos millonarios en dólares” en clara alusión al viaje al exterior de la vicegobernadora Gisela Scaglia y el ministro de Economía provincial, Pablo Olivares, en las ciudades de Viena (Austria), París (Francia) y Luxemburgo (Luxemburgo); habló del “perverso neoliberalismo que nos gobierna”; y lamentó que se oye el retumbar de los “tambores privatizadores de los años ‘90”. “Se equivoca el Poder Ejecutivo porque el agua es un derecho humano, esencial y universal que debe ser garantido por el Estado” dijo el presidente del Bloque Frente Amplio por la Soberanía y añadió, como cierre, que “en cambio, esta Ley expresa un sentido político de un Estado en contra de los sectores populares y más vulnerables”.

 

 

Por su parte, Miguel Rabbia, luego de señalar que “Se castiga a los vecinos ya que sólo se aumentan las tarifas en forma abusiva y desproporcionada”, y decir que “este Gobierno Provincial gobierna con emergencias”, sentenció: “Hasta (Javier) Milei se pondría colorado de vergüenza con esta Ley”.

 

 

Será muy importante para la gestión de Pullaro mantener los puentes con los Diputados aliados, que aunque integren su coalición pertenecen a otros partidos. Incluso con los propios radicales tendrá que llevar sintonía fina, porque pullaristas sólo hay cuatro (4): Silvana Di Stefano, Jimena Senn, Marcelo Gonzalez y Sofia Galnares.