« »
HOY:  sábado 13 de abril del 2024
Politica blanco PNG

Detalles del proyecto que equipara los sueldos de los tres poderes del Estado Nacional

En medio de la polémica por el aumento del 30% en las dietas de los legisladores nacionales, que el presidente Javier Milei pidió a las autoridades del Congreso retrotraer

La propuesta, titulada como «Ley de equiparación y limitación de remuneraciones en el sector público», establece en su artículo 1 que «el Presidente de la Nación percibirá la remuneración mensual más alta del Sector Público Nacional, no pudiendo ser la misma superior a los veinte (20) salarios mínimos vitales y móviles, por todo concepto».

En medio de la polémica por el aumento del 30% en las dietas de los legisladores nacionales, que el presidente Javier Milei pidió a las autoridades del Congreso retrotraer, el bloque de Hacemos Coalición Federal, presidido por Miguel Pichetto, quien se mostró a favor del incremento, presentó un proyecto de ley que propone equiparar los salarios en los tres poderes del Estado.

La iniciativa plantea equiparar las dietas de las cabezas de los tres poderes del Estado entre sí, es decir, presidente y vicepresidente, diputados y senadores nacionales y jueces de la Corte Suprema, asociándolos a un multiplicador del salario mínimo, vital y móvil.

El proyecto buscar prohibir que ningún cargo de ningún organismo de cualquiera de esos tres poderes (incluyendo empresas del Estado y organismos descentralizados de todo tipo) pueda tener escalafones que superen los ingresos de las respectivas cabezas. Es decir, que nadie podría ganar más que un juez de la Corte y que el presidente de la Nación en ninguna empresa del Estado ni en ningún organismo descentralizado. Y tampoco nadie dentro del Poder Legislativo podría ganar más que los propios legisladores.

Según el texto, las actualizaciones estarían atadas a la movilidad jubilatoria, mientras que todo el ahorro que la medida produzca va a ir destinado a la ANSeS para garantizar la sustentabilidad de las jubilaciones.

Además de Pichetto, la iniciativa lleva las firmas de Oscar Agost Carreño, Nicolás Massot, Emilio Monzó, Marcela Campagnoli, Juan Manuel López, Mónica Frade y Maximiliano Ferraro.

El primer artículo del proyecto establece que “el presidente de la Nación percibirá la remuneración mensual más alta del Sector Público Nacional, no pudiendo ser la misma superior a 20 salarios mínimos vitales y móviles, por todo concepto”. A la cifra del SMVM para marzo 2024, esto sería equivalente a 4.056.000 de pesos.

Asimismo se indica que “el vicepresidente de la Nación, los jueces de la Corte Suprema de Justicia, los senadores y diputados no podrán tener una remuneración mensual que supere a la del presidente de la Nación” y “dicha limitación alcanzará también al procurador General, al defensor General, a los consejeros de la Magistratura, los auditores generales y el defensor del Pueblo de la Nación”.

La ley es retroactiva al 1ro. de enero de este año, de modo que “para aquellas remuneraciones que en la actualidad superen los topes fijados, las mismas no serán pasibles de ser aumentadas hasta tanto se adecuen al escalafón que corresponda”; y “para aquellas remuneraciones que en la actualidad no superen los topes fijados, los aumentos que se realicen no deberán excederse del criterio establecido”.

Otro de los artículos dispone que la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación “deberá disponer el funcionamiento de un portal web que dé publicidad mensual de los recibos de sueldo de la totalidad de los empleados, funcionarios y agentes que están alcanzados por la ley”.

En los argumentos, los diputados de HCF sostuvieron que “se propone disponer de manera concreta y efectiva que los sacrificios y esfuerzos que el presidente pide de los argentinos, sea compartido y soportado por todos los sectores, incluidos todos los agentes, empleados y funcionarios que dependen de los tres poderes del Estado Nacional, así como de todo organismo o entidad autárquica”.

“Es hora que todos los agentes públicos, de todos los niveles y jerarquías, estemos equiparados en ingresos, terminando con las injusticias y la inequidad que la sociedad hace años critica con razón”, señalaron y resaltaron que “es inaceptable que directivos de entidades bancarias públicas o de la AFIP cobren un sueldo escandalosamente superior al del presidente de la Nación. Es inaceptable que haya ministerios que paguen sobresueldos no remunerativos en un segundo recibo de sueldo a sus funcionarios”.

Los diputados consideraron que “no hay razón para que funcionarios de todos los poderes estatales sean mejor remunerados respecto de los demás argentinos, y que no haya razonabilidad en cuanto a que la mayor jerarquía y responsabilidad sea el máximum de remuneración para el resto de los agentes”.

“El presidente se encuentra pidiendo a los ciudadanos ajustarse para sobrellevar la crisis coyuntural que estamos afrontando, por ello es momento de repensar que todos -absolutamente todos- los integrantes del sector público, debemos ajustarnos también, con justicia y equidad”, completaron.