« »
HOY:  domingo 25 de febrero del 2024
Politica blanco PNG

Los trabajadores públicos provinciales en alerta por una definición del futuro gobierno

El futuro ministro de Gobierno de Maximiliano Pullaro, el diputado provincial Fabián Bastía, salió a poner paños fríos, luego que el gobernador electo de Chubut, Ignacio Torres, anunciara que no podrá efectivizar el pago a los empleados públicos de su provincia

El futuro ministro de Gobierno de Santa Fe, Fabián Bastía, salió a poner paños fríos luego de que su par de Chubut, Ignacio Torres, asegurara que debido a la no compensación a las provincias por la suba desde octubre del piso del impuesto a la Ganancias, iniciativa del ministro de Economía, Sergio Massa, aprobada por el Congreso, no podrá hacer frente al pago del aguinaldo a los empleados públicos de su distrito.

Torres explicó en Radio Rivadavia: “Más allá del tema de Ganancias, de subir el mínimo, la discusión no está en la medida, está en de dónde sale la plata. Lo que hizo Massa fue una medida proselitista, de campaña, inconsulta y con la plata de las provincias. A Chubut le cuesta aproximadamente dos masas salariales, lo cual en este contexto es imposible afrontar siquiera el aguinaldo, ahora en el mes de diciembre”. Por la misma emisora, Pullaro fue consultado sobre cómo procederá en la provincia y aseveró que van a “hacer el esfuerzo para pagar los aguinaldos y el mes de enero”.

Por su parte, Bastía, se comprometió a pagar los aguinaldos a pesar de las dificultades que implica, en medio de una escena económica deficitaria. En declaraciones Radio 2, el actual diputado provincial, manifestó: “El gobernador electo lo dijo, vamos a hacer todos los esfuerzos y vamos a actuar con responsabilidad para pagar el aguinaldo, dejando claro que la situación es muy difícil”, remarcó.

El funcionario aseguró: “Vamos a pagar cuando tengamos los fondos disponibles, la obligación está y vamos a recurrir a todos los medios para conseguir los fondos necesarios para pagar”.

“La situación es crítica. Perotti gastó mucho más de lo ingresado”, sostuvo y aclaró que el déficit estimado varía entre los 160 y los 200 mil millones de pesos. “Somos conscientes, hay deudas pendientes con proveedores de la obra pública y de la salud. Hay una deuda que se ha ido acumulando, lo han hecho público los actores. Pagar vamos a pagar, pero la situación es crítica, no nos dejan una provincia con dinero constante y sonante”.

Respecto a cómo se pudieron pagar los aguinaldos durante la gestión actual, Bastía expresó: “La situación financiera se complica mes a mes, la deuda fue creciendo progresivamente, ha impactado también la quita del impuesto a las Ganancias. Tenemos que empezar a tomar conciencia y vemos con seriedad el tema, dejar de mirar de costado el galopante déficit de la caja de jubilaciones de la provincia”.

El futuro ministro planteó una escena preocupante en la que se tendrán que asumir decisiones “día a día”, aunque advirtió que el panorama completo lo podrán leer después del 10 de diciembre. “La foto definitiva la vamos a tener cuando (el próximo ministro de Economía Pablo) Olivares se pueda sentar en cada cuenta y movimiento anual de las distintas partidas”. Sin embargo, planteó: “Se gastó más de lo ingresado y el déficit va de entre 160 a 200 mil millones de pesos, es una verdad innegable”.

Sobre la ley de presupuesto provincial, respondió: “Estamos esperando los mensajes que mande el Poder Ejecutivo para ajustar algunas cuestiones, estamos en un escenario de incertidumbre. Sabemos que hay un presupuesto nacional que no refleja la realidad, ni es la foto económica del país. Y agregó, “La ley fiscal de la Nación es fundamental, tenemos muchos ingresos por coparticipación”.

Bastía cerró, aclarando que una vez que el gobierno nacional esté organizado con sus nombres ratificados, se iniciarán las reuniones. “Vamos a dialogar las veces que sea necesario, nuestra prioridad es acompañar las medidas de impacto nacional positivas para Santa Fe. Vamos a ir a Buenos Aires a gestionar, sobre todo, lo referido a la seguridad. La economía es fundamental, pero nosotros también vamos a plantear la necesidad del Estado nacional en las políticas de persecución criminal”.