« »
HOY:  jueves 23 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Trabajadores del Conicet se movilizaron en Rosario y Santa Fe en rechazo a despidos

La concentración en Rosario se dio en el predio conocido como La Siberia, mientras que en la capital provincial bajo el lema "En Conicet no sobra nadie", se manifestaron en el ingreso al predio “Dr. Alberto Cassano”, ubicado en barrio El Pozo

La concentración de trabajadoras y trabajadores de Conicet en Rosario se dio en el predio conocido como La Siberia, mientras que en la capital provincial bajo el lema «En Conicet no sobra nadie». se manifestaron en el ingreso al predio “Dr. Alberto Cassano”, ubicado en barrio El Pozo.

La Asamblea de trabajadoras y trabajadores de Conicet del Centro Científico Tecnológico (CCT) Rosario y ATE Rosario realizaron este martes una concentración en Ocampo y Esmeralda, en el predio conocido como La Siberia, como correlato local de una jornada nacional de lucha en defensa de la institución, reconocida mundialmente.

La protesta consistió en una radio abierta, otras actividades y una conferencia de prensa en la que dieron a conocer los motivos de la medida. El eje del reclamo está puesto en la reincorporación inmediata del personal administrativo despedido, que ATE-Conicet considera parte de “una política de paralización, vaciamiento y desguace del Estado y del Conicet en particular, impulsado por el gobierno nacional mediante un ahogo presupuestario”. Otro punto es la paralización en el otorgamiento de becas a investigadores: 1.300 internas doctorales, 300 internas de finalización de doctorado y más 800 postdoctorales.

En el centro tecnológico de Rosario, 49 empleados se quedarán sin trabajo este miércoles por la resolución del decreto 84 del gobierno nacional. “En Conicet no sobra nadie, no somos casta, no son cargos ñoquis, es gente que labura y gente que necesitamos que hagan los trabajos administrativos pertinentes para el funcionamiento del organismo. Dar de baja estos puestos responde a una política de desfinanciamiento”, rechazó Victoria Bona, becaria doctoral y licenciada en la Escuela de Historia de la Universidad Nacional de Rosario.

“En oposición a lo que se dice en estas campañas de desprestigio, el Conicet es una institución altamente meritocrática. Para ingresar como becario hay que exhibir antecedentes, promedios altos en la carrera de grado y para sostenerse a lo largo de la beca y obtener un post doctoral hay que generar en esos años un montón de antecedentes, publicaciones y participaciones en actividades académicas. Es un trabajo muy arduo de todos los días, muy distinto a la imagen que se quiere dar de casta o de vagos”, agregó Tomás Sufotinsky, becario doctoral e integrante del Instituto de Estudios Críticos en Humanidades.

Por eso, el reclamo incluye “la efectivización de los concursos de becas en todas las categorías, y la continuidad en los futuros a nuevos concursos para miles de becarios y proyectos de investigación en curso”.

 

En la ciudad de Santa Fe

Los empleados del Conicet Santa Fe protestaron por la no renovación de trabajadores administrativos y denunciaron serios problemas presupuestarios.

Trabajadores del Conicet Santa Fe se manifestaron este martes en el ingreso al predio “Dr. Alberto Cassano”, ubicado en barrio El Pozo. La protesta fue bajo el lema «En Conicet no sobra nadie», y los empleados protestaron por la no renovación de contratos de trabajadores administrativos, así como la falta de presupuesto para el 2024.

 

«La situación en el Conicet es muy complicada, estamos pasando por un agobio económico complejo. Las declaraciones preelectorales del actual presidente fueron en contra del sistema de ciencia y técnica, y hoy estamos viendo muchas de esas cuestiones plasmadas», lamentó el doctor Carlos Piña, director de la entidad.

Seguidamente, criticó el «ahogamiento del presupuesto», y que «han desafectado a personal administrativo, y todavía no está resultado de las becas, que eso es la continuidad del sistema».

«En realidad tenemos muchos problemas. No se resuelven todavía los nuevos subsidios que deberían salir, por falta de designación de autoridades. Hay un proceso que no parece estar pensando en la ciencia como factor de desarrollo del país, que es lo que nosotros entendemos: el conocimiento es soberanía», definió Piña.

El director del Conicet señaló que «todas las investigaciones corren el mismo problema, hay algunas que son muy aplicadas y que tienen resultados inmediatos, esas se cortarían. Algunas de esas de interés de empresas pueden seguir, por los aportes empresariales, pero todo lo que sea ambiental, todo lo que sea trabajo en pos de la sociedad, que no genere un rédito económico sino un beneficio social para toda la comunidad en su conjunto, se van a ver más comprometidas, porque son las que no van a tener de dónde conseguir de parte de los privados».

En el Centros Científico Tecnológicos (CCT) Conicet Santa Fe hay alrededor de 1.460 personas trabajando, e incluye a las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. Cuenta con cuatro institutos en Entre Ríos y 16 en Santa Fe, Esperanza y Rafaela. También hay un CCT en Rosario, que es de la provincia y donde trabajan 1.200 personas más.

«La situación administrativa de Conicet ya era complicada en el pasado, por la cantidad de gente involucrada y hoy está más complicada al haber perdido en todo el país 50 empleados. A esto se le suma la precariedad de los otros contratados fuera de 2023, a quienes le prorrogaron sólo hasta el 31 de marzo y también están en peligro la continuidad de esos cargos», explicó al respecto el director.

Piña también manifestó que «el presupuesto es una prórroga del 2023, que no es suficiente».

«Con el presupuesto 2023 prorrogado, y aún haciendo recortes importantes de funcionamiento, tenemos para algunos meses, pero no garantizamos llegar a fin de año», dijo para concluir.