« »
HOY:  miercoles 29 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Irizar: «Cuando atacan a los colectivos atacan a un servicio estructural de la ciudad»

La concejala socialista de Rosario, propuso colocar cabinas blindadas dentro de los colectivos para proteger a los choferes, tras los crímenes que tuvieron lugar en los últimos meses.

La concejala socialista de Rosario, Verónica Irizar, propuso colocar cabinas blindadas dentro de los colectivos para proteger a los choferes, tras los crímenes que tuvieron lugar en los últimos meses.

«Creemos que es muy importante garantizar la seguridad de los choferes. Cuando atacan a los colectivos atacan a un servicio estructural de la ciudad», explicó Irizar.

Ante los últimos hechos de violencia en la ciudad que tuvieron como blanco a choferes del transporte público, en el Concejo Municipal se presentó un proyecto para establecer la instalación obligatoria de una cabina de blindaje en cada unidad del Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad. La propuesta fue ingresada por la edila Verónica Irizar y busca que se instalen cabinas antivandálicas con ciertos requerimientos específicos para garantizar la seguridad de los conductores sin afectar la visibilidad ni la comunicación con los pasajeros.

A partir del asesinato del chofer de la línea 116 en diciembre pasado, el crimen de un conductor de la línea K en marzo de este año, sumado a la sucesión de ataques, amenazas e intimidaciones que sufren los choferes de las unidades de colectivos, la concejala socialista Verónica Irizar ingresó recientemente al cuerpo legislativo local un proyecto que apunta a darle mayor protección a los conductores. “Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar las mejores condiciones de trabajo y seguridad para quienes prestan un servicio público esencial como es el transporte urbano de pasajeros”, explicó la edila.

Concretamente, la iniciativa determina la instalación obligatoria de una cabina de blindaje en cada unidad del transporte de la ciudad. Además, establece que esas cabinas deberán contar con características que no afecten las condiciones dignas de trabajo de los choferes, por lo que deberán ser confortables, permitir la adecuada ventilación y climatización, garantizar una óptima visibilidad interior y exterior, posibilitar la comunicación verbal y visual con los pasajeros y con el exterior de la unidad, asegurar una rápida y fácil evacuación en caso de siniestros viales o de otra índole, además de poseer una resistencia y seguridad estructural ante el impacto de proyectiles de diversa índole.

A la hora de justificar la propuesta, Irizar señaló que “un montón de ciudades del mundo ya lo implementan con buenos resultados tras su aplicación”, por lo que busca que en la ciudad se pueda colocar “de forma urgente para resguardar a los choferes de colectivos”. Además, confió en que esto “significaría un incremento de la protección efectiva a quienes son los principales depositarios de agresiones ante un hecho de inseguridad”. En ese sentido, la concejala resaltó que “las cabinas reforzarán los esquemas de seguridad de forma pasiva, disuasiva y de prevención, y que ante hechos como los ocurridos en las últimas semanas de este año podrían salvar vidas”.

Por otro lado, la concejala socialista destacó que «en un servicio esencial como lo es el transporte urbano, con una mayor presencia de las fuerzas de seguridad, la implementación de cabinas antivandálicas constituyen una herramienta para reforzar la seguridad en el sector, puesto que el chofer al encontrarse resguardado, no se encuentra impedido de pedir auxilio, ni de brindar datos de posicionamiento u otros detalles para que las fuerzas de seguridad puedan actuar ante su llamado».