« »
HOY:  domingo 23 de junio del 2024
Politica blanco PNG

Los datos claves para entender el escandalo politico que golpea al Gobierno de Milei

Todo se inició por un pedido de acceso a la información pública, a partir de una denuncia de Juan Grabois. El reconocimiento de Pettovello. La orden del juez Casanello.

El gobierno de Javier Milei vive, por estos días, un escándalo político de proporciones que conmueve a su gabinete y puso en el ojo de la tormenta a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello.

La polémica surgió a partir de una nota periodística del sitio El Destape que, en base a un pedido de información pública, pudo corroborar que existían más de 5 mil kilos de alimentos acopiados que no se repartían.

1) El inicio

El miércoles 22 de mayo, el portal El Destape publicó que el Gobierno nacional tenía “más de 5 millones de kilos de comida sin entregar en los galpones del exministerio de Desarrollo Social”.

La información la brindó el propio gobierno ante un pedido de acceso a la información pública del sitio.

“Dado que desde que asumió el nuevo gobierno no realizaron ninguna compra de alimentos (así figura en la web oficial de compras del Estado) y que las organizaciones sociales y religiosas que sostienen miles de comedores y merenderos en todo el país denuncian que no les entregaron nada todo indica que es un remanente de comida que quedó del gobierno anterior”, decía la nota.

Y agregó: “Sin entregar, esa comida corre riesgo de vencimiento ya que lleva al menos 6 meses en los galpones”.

 

2) La comida guardada

Según la respuesta del Gobierno al pedido de informes, en galpones de Buenos Aires y Tucumán, había acopiado

  • Yerba mate: 3.146.707 kilos.
  • Leche en polvo: 1.173.815 kilos.
  • Aceite: 479.261 botellas de 900 ml.
  • Puré de tomate: 137.796 kilos.
  • Garbanzos: 81.148 kilos.
  • Harinas de trigo y maíz: 20.416 kilos.
  • Locro: 15.010 kilos.
  • Arroz con carne: 13.629 kilos.

Además, se informó que había cantidades menores de arvejas, guiso de lentejas, fideos, pasas de uva, arroz con hortalizas y huevo en polvo.

Según la respuesta oficial, ese era el stock de alimentos sin entregar al 30 de abril pasado. El reparto no se reanudó en mayo.

Según El Destape, el gobierno de Alberto Fernández había dejado dejó 5,8 millones de kilos en stock. El gobierno de Milei no compró alimentos.

 

3) Aparece Juan Graboios

Un día después de la nota en El Destape, el dirigente social Juan Grabois amplió una denuncia (que había presentado en febrero) contra Pettovello por no entregar alimentos a los comedores sociales.

“La comida se pudre en los galpones de Capital Humano mientras a 100 metros las familias argentinas pasan hambre”, escribió Grabois en X. Y agregó: “Estos reverendos hijos de puta que nunca hicieron nada por nadie tienen dos depósitos llenos con más de 4 millones de kilos de alimentos en Villa Martelli y Tafí Viejo mientras dejan a seres humanos, niños, madres y abuelos sin comida. Figura en el pedido de informes adjunto y lo reconoció Adorni”.

 

4) El Gobierno empieza a explicar

El sábado 25 de mayo, y luego de la denuncia de Grabois, Pablo De la Torre, secretario de Niñez y Familia, del Ministerio de Capital Humano, aseguró – en línea con Adorni- que los alimentos estaban “en perfecto estado” y que eran almacenados “para situaciones de emergencias”.

“Efectivamente esos alimentos existen. Tiene diferentes fechas de vencimientos. No están por vencerse. O los que están más próximos a vencerse se van a distribuir. Son alimentos adquiridos por la administración anterior”, dijo el vocero presidencial, Manuel Adorni, el viernes posterior a la denuncia de Grabois.

“La comida está en perfecto estado, no está vencida, no se está pudriendo y se utiliza directamente para todo lo que son emergencias”, sostuvo en una entrevista radial y agregó: “En la Argentina hay una catástrofe cada 10 o 15 días y hay que asistir”.

Y criticó el enojo de Grabois: “Es entendible, ya que no tiene la manija, la bolsa de alimentos para extorsionar a la gente y que vaya a las marchas”.

 

5) La orden de Casanello

Haciéndose eco de la presentación de Grabois, el lunes 27 de mayo el juez federal Sebastián Casanello ordenó al Ministerio de Capital Humano que en 72 horas informe la cantidad de alimentos que tenía stockeados y, de acuerdo a la fecha de vencimiento y tipo de producto. Pero no ordenó su distribución.

Además de Grabois, al planteo se adhirieron comedores populares que denuncian la falta de provisión de alimentos.

Ese mismo día, Adorni dijo que no había “un solo alimento que se vaya a tirar a la basura”.

“Esto corre por 2 carriles distintos: por un carril van los alimentos que efectivamente terminan en los comedores y que sirven para asistir a los más vulnerables y a los que menos tienen. Y, por otro, aquellos alimentos con destino de reserva. Por eso, son todos alimentos no perecederos, porque efectivamente están destinados para otro fin”, expresó.

 

6) El Gobierno apeló

El martes 28 de mayo, el Gobierno nacional apeló la medida de Casanello, y el Juzgado Criminal y Correcional Federal 7, porque se trataba de una “cuestión política no judiciable”.

Entre otras cosas, el Gobierno le dijo a Casanello que los paquetes de yerba, por ejemplo, corresponden a una “contratación irregular que realizó la gestión anterior y se encuentra bajo una auditoría” y que además la yerba “no sólo se adquirió a través de procesos poco transparentes, sino que se trata de un producto de mala calidad”.

Al mismo tiempo, informó que entre ambos depósitos, había 5,9 millones de kilos de alimentos (más que lo publicado por El Destape).

Y por primera vez reconoció que había alimentos que podrían echarse a perder: fue el caso de la leche en polvo. Existen 339.867 kilos en Villa Martelli, de los cuales 30.240 vencen el 7 de julio y 309.161 el 30 de julio.

Además, otros 152 kilos caducan el 20 de julio y 314 el 25 de julio.

En la causa, la fiscal Paloma Ochoa determinó la posible comisión de delitos de acción pública por el hecho por incumplimiento de deberes de funcionario y pidió además una orden de allanamiento en los galpones de Villa Martelli (Buenos Aires) y Tafí Viejo (Tucumán).

 

7) Reparto y expulsión de un funcionario

El jueve 30 de mayo, el ministerio de Capital Humano reconoció que había comida a punto de vencerse y anunció que entregará la comida almacenada a través del Ejército.

Además, dijo que había llevado a cabo una auditoría en la que corroboró estado y fechas de vencimiento de los productos, lo que llevó al Gobierno a “limitar las competencias de los funcionarios y empleados responsables que, por mal desempeño de sus tareas, no han realizado un control permanente de stock y de vencimiento de mercadería” y le apuntó a De la Torre, que fue echado del Gobierno.

 


Y agregaron que “a raíz de una información recibida sobre el estado y fechas de vencimiento de determinados productos adquiridos por el gobierno anterior” ponen en marcha “un protocolo para la entrega inmediata de los alimentos de próximo vencimiento por medio del Ejército Argentino para garantizar una logística rápida y eficiente”.

Grabois, ante el reconocimiento de Pettovello, aseguró: “Dijimos que había alimentos y había alimentos. Dijimos que se iban a vencer y se iban a vencer. Dijimos que había incumplimiento y había incumplimiento. Todo aceptado ahora por Pettovello”.

 

8) Allanamientos

El sábado 1 de junio, el juez Casanello le dio curso al pedido de la fiscal Ochoa y ordenó una inspección en Villa Martelli (el viernes había hecho lo mismo en Tafí Viejo) en donde el Ministerio de Capital Humano guarda los alimentos que reclaman los comedores.

Ese mismo sábado, horas después del allanamiento en Buenos Aires, Adorni dijo que los oficiales de la Justicia “no encontraron nada vencido” en el depósito tucumano.

”Allanaron el depósito perteneciente al Ministerio de Capital Humano en Tafí Viejo (Tucumán) en virtud de la denuncia que le realizaron a Sandra Pettovello. No encontraron nada vencido, menos aún mercadería en mal estado de conservación. Saludos a todos. Fin”, escribió el funcionario en su cuenta de X.

 

9) Apoyo de Milei y los ministros

El domingo 2 de junio, Milei y sus ministros, a través de posteos en la red social X, respaldaron a Pettovello, y acusaron al kirchnerismo de querer perjudicarla.

Luego de su gira por Estados Unidos y El Salvador, Milei reafirmó su apoyo a la ministra Pettovello. Lo hizo a través de un posteo. “La política miserable”, dijo el jefe de Estado, junto a una foto con la funcionaria.

“Los ataques a Pettovello revelan el modo miserable en que opera la política. Detectan una causa noble y detrás de ella arman una montaña de quioscos de corrupción. Cuando viene un honesto/a a terminar con la corrupción y así que la ayuda llegue sin intermediarios, los muy corruptos salen en manada a denunciar falta de sensibilidad social, cuando en rigor están defendiendo el quiosco/curro”, publicó Milei y agregó: “AMORALES, HIPÓCRITAS, CHORROS Y MENTIROSOS”.

 

10) Sturzenegger anuncia un cambio en el acopio de alimentos

Al mismo tiempo que el Gobierno nacional respaldaba a Pettovello, Sturzenegger anticipó el mecanismo para comprar alimentos, que busca reemplazar a la forma en que actualmente se gestiona la “ayuda en situaciones de emergencia” que, dijo, es “ineficiente y cara”.

“En este sistema alternativo el objetivo de emergencias a cubrir se mantiene inalterado, pero la ejecución cambia radicalmente. En el nuevo sistema no se compran los bienes, sino que compra una “opción de compra” de esos bienes (en jerga financiera es un call)”, explicó.

Y agregó: “El sector privado cobra por proveer ese seguro y a cambio se compromete a la entrega de los bienes cuando y donde se le requiera. Es una idea muy sencilla: el gobierno compra un seguro de entrega inmediata en la emergencia”.

 


Además, Sturzenegger aclaró por qué, según su explicación, eso evitaría lo sucedido hasta ahora.

“Que el Estado maneje el stock es como si yo en vez de comprar un seguro de mi auto decidiera tener en mi casa los repuestos por si tengo un accidente. Mucho más eficiente es tener un seguro que me provea esos repuestos cuando lo necesito”, aseguró.

“Si los tengo en casa necesito un lugar, los tengo que traer, se me pueden dañar, me los pueden robar, y si tienen fecha de vencimiento se me pueden vencer. Todos estos costos se evitan o serán muy inferiores con un contrato contingente”, detalló.

 

 

 

 

SUMATE AL CANAL DE WHATSAPP DE POLITICADESANTAFE.COM Y ENTERATE DE TODO

Para unirte al canal de WhatsApp de politicadesantafe.com, simplemente hacé clic aquí y seguí las instrucciones para activar las notificaciones.