« »
HOY:  jueves 23 de mayo del 2024
Politica blanco PNG

Sindicatos rosarinos se movilizaron contra el ajuste, los despidos y las privatizaciones

Sindicatos rosarinos llevaron adelante una jornada de lucha manifestando su oposición al DNU, la ley ómnibus, el protocolo antiprotestas y todas las medidas regresivas del gobierno de Milei y sus pares provinciales.

En su 99º aniversario como sindicato, la Asociación Trabajadores del Estado salió el lunes a las calles en todo el país. Camino al paro nacional del 24 de enero, la entidad consideró urgente adelantarse y expresar el descontento por las brutales políticas desplegadas en el primer mes del gobierno de LLA.

A nivel local, hubo cese de tareas por seis horas y concentración en la esquina del Ministerio de Trabajo de la Nación – Anses. El pliego reivindicativo fue: por salarios dignos y paritarias libres a nivel municipal, provincial y nacional; contra los despidos y las privatizaciones: ¡NO AL DESGUACE DEL ESTADO!; contra el DNU lesivo a los derechos constitucionales; rechazo a la denominada “ley ómnibus” que viene a profundizar el daño al pueblo argentino; anulación ya del “protocolo antiprotestas”, segun grafico el equipo de comunicacon de ATE.

En la intersección de Sarmiento y Rioja una decena de sindicatos y organizaciones sociales expresaron su solidaridad con la pelea de ATE, sumando fuerzas de cara al 24. Pero fueron muchos más los que con comitivas se acercaron a abrazar la pelea en defensa de lo público.

El secretario adjunto de ATE Rosario, Fernando Peyrano, abrió las exposiciones alertando que “hay que enfrentar esto, están metiendo miedo a los trabajadores con el tema de ver quién para y quién no. Y ni hablar de los que van a pasar a disponibilidad, del congelamiento de las paritarias, de la ola de despidos que va a venir, porque hasta hace dos semanas fueron 800, pero están armando las planillas de relevamiento y van a ir con todo. No nos podemos quedar paradas y parados esperando. Tenemos que tener ya en claro que ellos vienen a afanarse todo”.

“Esta es una ciudad que tiene la característica de ser la capital del paro. Hoy nos vemos acá y que vamos a seguir trabajando, tenemos la necesidad de que los diputados y todos los bloques políticos entiendan que esto es perjudicial para el pueblo y para la columna vertebral económica, que es la clase trabajadora”, consideró.

El secretario general del Sindicato de Aceiteros de Rosario, Marco Pozzi, analizó que “nos estamos jugando el cuero, el bienestar, el futuro de nuestros hijos, el presente de nuestros jubilados. Y no hay mejor forma de estar a la altura que estar en donde estamos, en la calle. Así que yo les quiero dejar un saludo de parte de todos los aceiteros. Cuenten con nosotros siempre. Nosotros contamos con ustedes”.

La dirigenta de COAD, Beatriz Introncaso, opinó que “hay (desde el gobierno y sus usinas mediáticas) una descalificación de lo que significa ser seres humanos, lo que están haciendo con la cultura es también borrar nuestra calidad de seres humanos, parece que lo único que importa es el mercado. Contra eso, lo que nos queda es la solidaridad, es estar todos juntos, todas juntas”.

La profesional de la salud Cintia Gambutti, planteó que “desde SiPrUS y desde FeSProSA, tenemos la mayoría de las regionales movilizadas, preparándose para el 24. Sabemos que también en salud vienen a arrasarnos. En salud mental se hizo un profundo retroceso desde el DNU que no debemos permitir. Tenemos por todos los medios que tratar de frenar esto, que sabemos que arrasan, con el efecto simbólico y discursivo que esto tiene los trabajadores y trabajadoras”.

El referente de Amsafe Rosario, Juan Casiello, saludó la convocatoria y el plan de lucha que se viene sosteniendo. “Los trabajadores, los sectores populares, el movimiento obrero, desde mediados de diciembre estamos mostrando el camino que tenemos que transitar. Una vez más, ATE a nivel nacional, y en particular ATE Rosario, a la vanguardia de la lucha”.

Desde Empleados de Comercio de Rosario, Juan Gómez, convocó a “poner todo lo que hay que poner para poder avanzar en la defensa de los derechos de las y de los trabajadores”. El referente del Frente de Organizaciones en Lucha, Rubén Benitez, recordó que las medidas en curso “agrava la situación de los trabajadores ocupados, pero también de los desocupados o precarizados”.

 

 

Para cerrar el acto, la secretaria general de ATE Rosario, Lorena Almirón, planteó que según datos recientes del INDEC, se necesitan 500 mil pesos para no ser pobre y que, a nivel provincial, la diferencia entre la inflación y el aumento salarial anual fue de 84,4 puntos porcentuales. “Hay que construir el plan de lucha, porque en nuestra provincia se viene también muy difícil. No solamente tenemos que estar abocados a lo nacional, porque los gobernadores se suben al tren del ajuste y van ajustando cada vez más a las provincias y municipios”, dijo.

En un pasaje dedicado a la profunda batalla cultural por dar, la dirigenta estatal subrayó la necesidad de “llegar a cada compañera y compañero” y explicarles “que el DNU y la Ley no son letra muerta” sino “la afectación concreta y durante décadas de la vida cotidiana mediante el cercenamiento de derechos”. Por eso, contó, desde la seccional Rosario se definió participar de todos los espacios multisectoriales que se vayan generando.

Sobre los debates, muchos ‘trolleados’ en redes sociales, Almirón argumentó: “algunos nos piden que dejemos gobernar, pero ¿Qué es gobernar un país, una provincia o un municipio? ¡Gobernar es respetar las leyes vigentes! ¡Es respetar la Constitución Nacional! Y en ese marco, tomar las definiciones políticas del proyecto de Nación que se representa. Y esas definiciones siempre generan conflictos de intereses. Gobernar también es administrar los conflictos. Si la respuesta al sector más numeroso de la sociedad, que somos los trabajadores y trabajadoras, es meter mil camiones hidrantes en la calle o meter un protocolo antipiquete, la verdad que se están equivocando y muchísimo”.

Concluyó: “quienes quieran pelear, que vengan con ATE, porque estaremos para abrazar y empujar en la lucha a todas las personas que viven de su trabajo, caigan cuando caigan en cuenta en el daño que este gobierno neoliberal está haciéndole a esta patria”. Y alentó “el 24 vamos en unidad a reventar las calles”.