« »
HOY:  domingo 25 de febrero del 2024
Politica blanco PNG

Federico Lifschitz: “Este año me va a encontrar ocupando algún lugar en los debates de la ciudad”

Por Facundo Acosta

Con una militancia barrial y territorial, de cuna muy socialista, recorre en profundidad cada distrito de la ciudad de Rosario para estar empapado de su realidad y, al menos, tratar de acompañar a los vecinos. La vocación y la ilusión de transformar lo empujan a buscar involucrarse un poco más en las transformaciones de lo que lo rodea. Federico Lifschitz, hijo del ex intendente rosarino y ex gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, le dio una entrevista a politicadesantafe.com para hablar de muchos de estos temas, y más. 

En los estudios de AGOFA TV, en calle Dorrego y esquina Montevideo de Rosario, el militante socialista comenzó respondiendo si esa portación de apellido, que muchos medios titulan, tiene que ver con su vínculo con la política. “La verdad es que mi viejo jamás nos ha alentado a involucrarnos en política, sino que cada uno, no solo yo, también mis tres hermanas, ha ido participando en la medida que así lo ha sentido” asegura, y comenta que viene “de un recorrido político de hace muchos años, no es algo nuevo, no es que esté incursionando recién ahora, tuve responsabilidades importantes en su momento, luego me fui dedicando un poquito más a la actividad privada”. 

“En el 2019, obviamente, después de haber tenido una conversación con mi viejo, después de una realidad para nosotros complicada, porque se habían perdido tanto la gestión provincial como local, necesitábamos de algunos actores que pudiesen poner todo su empeño en el desafío que se nos venía, de la reconstrucción de un socialismo capaz de volver a ser protagonista en esta ciudad”, cuenta Lifschitz. 

Tanto Miguel, como su madre Nora, fueron y son militantes del socialismo desde su tiempo en la Universidad. “Siempre estuvo muy presente en mi casa, en la familia, mi vieja y mi viejo son militantes del MNR, militaron durante su juventud, siguiendo aquel fuerte liderazgo de Guillermo Estévez Boero, y luego, mi viejo fue asumiendo algunos roles de mayor relevancia en la Administración Pública local, hasta llegar a ser intendente. Vengo de una familia en la cual la política siempre ha estado presente”, señala.             

– ¿Cuando tuviste tu primer acercamiento real al PS y a la militancia territorial? 

– Federico Lifschitz: Yo desde muy pequeño, recuerdo haberlo acompañado a mi viejo en múltiples actividades, él venía de un recorrido muy territorial siendo secretario general de la seccional 11 en la zona sur de de Rosario, por lo tanto, mis primeros contactos si querés con la actividad política ha sido en el territorio acompañándolo a él de chico. Y luego cuando cuando fui creciendo tuve obsesión por ese trabajo y por esa militancia más barrial y territorial, obviamente, comencé a tener una participación dentro del Partido Socialista, pero no solo circunscrito a eso, sino que comencé a vincularme y a relacionarme con muchos otros actores sociales, políticos que provenían de distintas extracciones, porque hay muchas otras experiencias, que son muy ricas, muy interesantes, que nosotros hemos podido sumar una mirada mucho más amplia. He participado también en algunas otro tipo de asociaciones, cooperativas, empresariales, la verdad que siempre he sido muy inquieto y me ha gustado participar, me ha gustado involucrarme, poder transformar aquello que estaba en mi ámbito de acción. Lo político siempre lo he hecho más de la mano del partido socialista, pero vengo con un recorrido y una participación también en otros ámbitos que me permite tener una mirada mucho más integral y profunda de la realidad de Rosario

– Tengo entendido que, ya ingresado en la política más interna del PS y con todo el despliegue territorial, pudiste acompañar a Miguel en los últimos años en los lugares que le tocó estar. ¿Lograban coincidir en todo o había algunas cosas que, por ahí, veían de forma distinta? 

– Federico Lifschitz: Si tal cual, naturalmente, somos generaciones distintas, tenemos miradas distintas, más allá de que, en gran medida, había una congruencia entre el pensar de uno y de otro, y hay algunos otros temas que obviamente los hemos discutido, los dos teníamos una relación de mucho mucho respeto, en el cual nos escuchamos, estoy seguro que él ha tomado algunas cosas de eso, y yo, desde ya que, muchas más Por su gran experiencia en el recorrido político

– Hoy sos secretario general de la Seccional 15 del PS Rosario y coordinas los 22 centros socialistas de la ciudad, ¿Cómo es el trabajo en ese despliegue territorial? 

– FL: Así es, yo estoy como secretario general de la Sección al 15, en la zona sur de Rosario, y coordino los 22 centros socialistas de la ciudad, por lo tanto, vengo recorriendo la ciudad y cada uno de sus barrios hace muchos tiempos. Los recorro, los he caminado y los sigo caminando, y lo que uno ve hoy es preocupante para el vecino. Creo que lo que voy a decir no está ajeno a nadie, estamos viviendo una crisis de inseguridad sin precedentes, que se ha acentuado en los últimos años, y que tiene a maltraer a toda la ciudad hoy, no sólo a los barrios, sino que estamos frente a hechos graves. A pocas cuadras de tu estudio, hace muy poquito, hubo un caso que creo que nos ha dejado a todos con las alarmas encendidas, porque se vienen corriendo los límites, pareciese que cada vez con mayor rapidez. Por lo tanto, la realidad que se vive hoy en los territorios preocupa, y creo que amerita que la política pueda sentarse de manera madura y responsable, que pueda entablar diálogos de una manera fluida para poder dar respuesta y ponerse frente a estos problemas. No podemos seguir pateándolo para adelante, ni podemos continuar tirándonos la pelota uno con otro, todos somos responsables, habrá algunos que tienen un poquito más de responsabilidad y otro que tienen menos, pero, eso a la ciudadanía, en general, no le interesa,  le preocupa los problemas que tiene hoy y necesita que la dirigencia política en su conjunto le dé una respuesta concreta a los problemas que tiene

– Muchos aseguran que en Rosario hay como 2 o 3 ciudades dentro de una. ¿Cuáles ves que son, además de la inseguridad, las mayores necesidades y urgencias que tienen los barrios de la ciudad? 

– FL: Sí, comparto. Por eso, el primer tema que sale cuando uno llega hoy a un barrio de la ciudad de Rosario, insisto, es el tema de la seguridad, más allá de eso, creo que hay otras cuestiones. La gente está pidiendo mayor presencia del Estado en cuanto a obras y servicios, en cuanto a soluciones que podrían ayudar a mejorar la convivencia y a bajar los niveles de violencia y desigualdad que hoy tenemos en los territorios. Por eso, creo que podríamos pensar en una agenda local para combatir la inseguridad, para tampoco creer que no hay absolutamente nada para hacer, porque si creemos que la suerte está echada y que no tenemos nada para hacer, lo mejor sería que nos quedemos en nuestra casa. Yo me involucro porque entiendo que de cada uno de los estamentos del Estado tenemos herramientas para poder colaborar, por lo menos, o promover algunas políticas públicas que nos ayuden a paliar la situación. Obviamente que, el gobernador tiene mayor responsabilidad, que el Gobierno Nacional tiene mayor responsabilidad, pero, creo que los rosarinos podemos hacer un esfuerzo por, insisto, bajar algunos niveles de desigualdad, poder promover una fuerte inversión pública que nos permita urbanizar algunos barrios, creo que con un estado presente en los territorios podemos, por lo menos, paliar la grave situación que hoy angustia a todos los vecinos y vecinas.

Los tres estamentos del Estado, y los tres poderes del Estado, tendrían que poder trabajar mancomunadamente y coordinadamente para poder brindar una solución, es una situación que no puede seguir esperando, el vecino y la vecina no puede seguir esperando más para que la política le dé una respuesta. Hoy nos están matando en la ciudad, nos están matando en la calle, están matando un pibe por día, eso amerita a que todos hagamos un mea culpa, y la política más que un mea culpa, -porque ya a esta altura de nada sirve seguir lamentándonos- me parece que lo que tenemos que hacer es sentarnos todos en una mesa, y trabajar coordinada y articuladamente para poder dar respuestas 

– Además, es como que el diagnóstico ya lo tienen todos, ¿no? Hay que buscar soluciones… 

– FL: Si, el diagnóstico lo tenemos todos, con quien hablemos o a quien traigas acá te va a decir algo muy parecido, lo importante es poder ayudar a ver de qué manera lo resolvemos. Creo que, más allá de de las críticas o de los diagnósticos, o de las culpas que podamos echar uno con otros, me parece que sí hay que destacar aquel dirigente que viene con una agenda propositiva, que viene a proponer algo distinto, que viene a proponer algo superador, que viene con ideas, con propuestas, con una línea política, con algún proyecto, en definitiva, un proyecto que me parece que hoy la ciudad

– ¿Qué opinas o cómo evalúas la gestión del peronismo en estos tres años y pico que llevan de gobierno? 

– FL: Creo que en muy poquito tiempo la ciudadanía podrá evaluar en las urnas la gestión del gobernador Omar Perotti. En mi opinión, es un gobierno que no ha estado a la altura de lo que los santafesinos y santafesinas requerían, y mucho menos, de lo que los rosarinos estaban esperando, después de una promesa de campaña que los hizo ilusionar, porque, vino a prometer paz y orden. Creo que tuvo mucha llegada a sectores de la ciudad por una situación angustiante que se vivía, que es algo que venía hace tiempo, y que ahora se ha pronunciado, no solo que no se ha mejorado, sino que, por lo contrario, ha empeorado muchísimo. Creo que es un gobierno totalmente insensible, alejado de la realidad de la gente, que no ha logrado ya en tres años poder consolidar ni un equipo de gestión, ni una propuesta para esta ciudad

– ¿Y la gestión en Rosario, como la ves?

– FL: Creo que es distinto, Pablo (Javkin) comenzó su gestión en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, tuvo que gobernar una pandemia y tuvo que gobernar también una crisis de seguridad con muy pocas herramientas. Si bien creo que a nivel local tenemos que repensar de qué manera abordamos el problema de la seguridad, quizá desde otro enfoque que no sea el de la prevención a partir de las fuerzas de seguridad, (El intendente municipal) no ha tenido demasiadas herramientas, y creo que no ha habido demasiada voluntad de un gobierno provincial de poder darle respuestas al Ejecutivo local en ese sentido. 

Por lo tanto, creo que es una administración que ha tenido dificultades importantes en temas que claramente lo excedían. Veo una administración buena, prolija, pero, quienes hemos vivido y desde adentro gobiernos como los de Héctor Cavallero, Hermes Binner, Miguel Lifschitz, gobiernos que han transformado esta ciudad, hoy nos cuesta ver con claridad cuál es el proyecto de gestión, el proyecto de ciudad, me cuesta ver un horizonte claro y nítido de hacia dónde vamos y, me parece que, cuando eso no está todo se vuelve un poquito más difícil. 

Cuando no hay una idea clara, cuando no hay un propósito claro, cuando no hay una mirada a futuro, cuando no hay planificación todo queda circunscripto a la buena voluntad de unos pocos. Me parece que, es quizá lo que habría que replantear y reforzar de acá en adelante. Muchos de nuestros dirigentes, decían que nosotros no veníamos a administrar el viejo estado, sino para transformarlo, y creo que ahí está la diferencia entre administrar, bien o mal, y dejar una transformación para los rosarinos y rosarinas. Creo que esa huella todavía hoy no se vislumbra. No digo que no se venga trabajando, insisto, un contexto muy complicado, ojalá que así pueda ser, por el bien de todos

– Decías antes que comenzaste a militar en la adolescencia, de muy joven. Desde ese primer acercamiento, a la actualidad, ¿Qué diferencias encontras, en la política, en tu militancia y en el propio partido? 

– FL: Han sido circunstancias totalmente distintas. Imagínate que yo cuando empiezo a tener una participación un poco más activa, allá por el año 2007-2008 , nosotros éramos gobierno en esta ciudad, habíamos llegado al gobierno provincial hacía muy poquito de la mano de Hermes Binner, por eso, el socialismo estaba en auge, y creo que había había una gran entusiasmo, una gran esperanza, que no era solamente de la militancia, sino que de la ciudadanía en general. Por lo tanto, creo que hoy la realidad es muy distinta, obviamente, a mi me encuentra mucho más maduro, con un grado de participación mucho más activo, con responsabilidades dentro de mi espacio político, xero frente a una realidad totalmente distinta a aquella, en la cual, el socialismo no es gobierna, que además ha perdido a aquellos líderes y referentes de tanto peso en la ciudad y en la provincia. Por eso son dos momentos muy distintos. Obviamente, me toca quizás hoy a mi, creo que a una temprana edad -tengo 31 años- asumir desafíos en un momento sumamente delicado

– Con eso de la actualidad del partido, ¿Qué sensación o que te genera esta alianza que se está construyendo con el radicalismo, con el partido de Javkin, y con el PRO?

– FL: Nadie hace política solo y, creo que uno también tiene que contextualizar las definiciones políticas que se van dando, al momento en el cual se viven y se toman. Yo insisto, creo que hoy es un momento para poder alentar y promover, en la medida que obviamente se pueda, el diálogo político con absolutamente todos los actores, porque, entiendo que la realidad que enfrentamos así lo amerita. Es una realidad difícil, que amerita que la política en su conjunto pueda sentarse en una mesa para poder discutir, debatir y, obviamente, planificar cursos de acciones posibles. Y me parece también necesario poder pensar nuevas coaliciones, que nos permitan construir nuevas mayorías para plantear algo superador, no para desterrar o sacar a Omar Perotti, (NdR: El anti algo) me parece que no, quien lo ve así creo que le está errando, esa es mi opinión. Creo que es importante que avancemos en este sentido, pero, en la medida que podamos construir una propuesta que sea superadora, y que tenga a la ciudadanía en el centro de la escena, que tenga los problemas que hoy tienen los rosarinos el centro de la escena, para ver cómo y de qué manera nosotros lo vamos a solucionar. Tengo esperanza de que así va a ser.

– Mucha gente se pregunta “cómo el socialismo santafesino le va a explicar a sus militantes que, este año, van a apoyar a candidatos del macrismo”. ¿Cómo lo ves a esto?

– FL: No, por eso, lo que sea planteado aquí, en principio, es un frente electoral para competir en la provincia de Santa Fe, a nivel nacional falta un poquito más, hay que ver donde termina tributando cada uno. Nosotros (El socialismo) venimos trabajando para, a nivel nacional, llegar con algún otro armado, que no es el de Juntos por el Cambio. Por lo tanto, entendiendo la complejidad que se vive     en la provincia de Santa Fe, y la responsabilidad y el rol que tiene el Partido Socialista hemos definido una estrategia para poder proponer algo superador, que pueda dar respuesta a las grandes preocupaciones sociales. No veo y no creo que el socialismo, a nivel nacional, este acompañando a algún candidato del Pro     

– Te han convocado en el último tiempo, desde el PS fundamentalmente, a sumarte a este armado opositor o frente de frentes?  

– FL: Si, se nos tiene en cuenta. Hoy no te podría decir lo contrario, tengo responsabilidades dentro de mi espacio político, pero, confío en nuestras referencias y la dirigencia que hoy viene llevando adelante ese tipo de conversaciones y negociaciones. No siento necesario hoy sumarme, por lo contrario, estoy focalizando en recorrer mi ciudad, en recorrer los barrios, en conocer en profundidad cuál es la realidad y la situación en cada uno de estos lugares. Estoy empeñado en poder, desde mi lugar, enfocarme en mi ámbito de acción, y en poder tener esa cercanía con el vecino, con la vecina. Por eso, es mi recorrido y lo que realmente me apasiona, después, las reuniones donde se discuten algunas otras cosas, prefiero dejarlas en algunos otros compañeros. Pero, obviamente que somos consultado, que se nos tiene en cuenta y que somos parte de lo mismo

– Estas entre los apuntados para competir en los próximos comicios, creo que tenes intenciones de dar ese paso. Si bien falta mucho, podría ser aquí en la ciudad. ¿Está esa posibilidad, hay algo seguro de eso?

– FL: La posibilidad está, y yo voy a trabajar para eso, porque he definido ya hace un tiempo involucrarme, dar el paso, porque, entiendo que hace falta, no sólo que yo, sino que muchos otros dirigentes jóvenes de mi partido y te diría que hasta más, que hoy la juventud en general, que la ciudadanía en general se involucre Para poder aportar una mirada distinta, Para poder aportar quizá alguna otra experiencia que podamos tener, y todos juntos dar los debates que van a definir el destino de esta ciudad. Estoy seguro que este año me va a encontrar ocupando algún lugar relevante dentro de las discusiones y los debates que se den en la ciudad.